Ve marcha corta, para “potencial conservador”

Chocan la 4T y oposición tras marcha

AMLO afirma tras Zócalo lleno que aún son pocos y reta a observar el 18 de marzo; Córdova confía en que prevalecerá orden constitucional en el INE; PAN cuestiona ataques sistemáticos del Presidente; no sabe contar, le dicen; Sheinbaum defiende “cálculo matemático” sobre asistencia

AMLO este lunes 27 de febrero, en Palacio Nacional.
AMLO este lunes 27 de febrero, en Palacio Nacional.Foto: Especial.
Por:
  • Jorge Chaparro

E l Presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que, a pesar del esfuerzo de quienes se manifestaron el domingo en defensa del INE, todavía es poco para el potencial de sus opositores y calculó en 90 mil o 100 mil personas, máximo, las que acudieron al Zócalo de la Ciudad de México para protestar contra la Reforma Electoral.

“Pues como lo definió la ciudad, como 80 mil, máximo 100 mil aquí, y en otros estados, sobre todo donde gobierna el PAN, que hubieron también concentraciones, pero todavía muy pequeñas para lo que representa el potencial conservador en México, porque simpatizantes del conservadurismo en nuestro país deben de ser como 25 millones de ciudadanos, que los tenemos que respetar porque ese es su pensamiento, y hemos dicho de que siempre ha habido conservadurismo en nuestro país”, manifestó el Presidente.

Señaló que la marcha también definió a quienes participan en estos movimientos que, insistió, no buscan defender la democracia, sino los intereses de un grupo político que busca atacar a su Gobierno.

“Siempre he dicho que se trata de un asunto político, se están agrupando todos los elementos, facciones del bloque conservador. Y siempre he dicho también que esto es bueno para el país, porque antes había mucha simulación, empezando porque engañaban de que era distinto el PRI y el PAN, y ahora ya sabemos que no es así, ya caminan juntos, agarrados de la mano.

“Y ya también sabemos que tienen sus intelectuales orgánicos, que los apoyan la mayoría de los medios de información, que en sentido estricto no les importa la democracia, sino lo que quieren es que continúe el predominio de una oligarquía; es decir, un gobierno de los ricos, de los potentados; no les importa el pueblo, porque eso es en esencia lo que significa la democracia”, dijo el mandatario.

Sin embargo, agregó que, a pesar del esfuerzo de los manifestantes, todavía es poco para el potencial de sus opositores, por lo que los instó a seguir realizando manifestaciones, porque estar en la oposición representa “muchas fatigas”, y presumió la marcha que encabezó el pasado 27 de noviembre.

Siempre he dicho que se trata de un asunto político; se están agrupando todos los elementos y facciones del bloque conservador y siempre he dicho que esto es bueno, porque antes había mucha simulación

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

“Los que se manifiestan, pues vamos a decir, es una representación, es una vanguardia, son los de arriba, la élite de ese potencial. Entonces, tienen que mover más gente todavía, tienen que ir incrementando su capacidad de movilización, porque tienen potencial, que no dejen de participar, de movilizarse, aunque esto exige de muchas fatigas. Llenan el Zócalo, bueno sí, pero nosotros para poder lograr el cambio lo llenamos 60 veces. Y no sólo lo llenamos, desbordamos; una de las manifestaciones más grandes que ha habido en la historia del país”, aseguró.

El Presidente retó a los ciudadanos, porque el próximo 18 de marzo, dijo, tendrán una muestra de lo que debe ser una movilización: “Nada más observen lo que va a pasar el 18 de marzo; por eso les diría yo: ‘¡ánimo! Ahí la llevan y adelante’; qué bueno que se definan y esto es muy saludable para la vida pública del país, que no hay justos medios, indefiniciones; son tiempos de transformación, de cambio y, como sucede cada vez que hay un proceso de transformación, existe un movimiento progresista a favor del cambio verdadero y un grupo reaccionario o conservador que no quiere que las cosas cambien”, indicó.

En tono irónico, López Obrador reconoció que durante la concentración que tuvo lugar en el Zócalo no hubo destrozos y sólo se incrementaron los robos de carteras.

Lorenzo Córdova confía en que prevalezca orden constitucional

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aseguró que, a pesar de que con el Plan B de la Reforma Electoral buscan desmantelar el servicio profesional electoral de este órgano, tiene la certeza de que prevalecerá el orden constitucional.

Durante la sesión del Consejo General, en el momento en el que se aprobó el ascenso de Sinia Álvarez Ramos y Verónica Sandoval Castañeda para ocupar la titularidad de las vocalías ejecutivas de Baja California Sur y Sonora, respectivamente, resaltó que, en los pasados comicios extraordinarios de Tamaulipas, la estructura del instituto nuevamente demostró su eficacia.

Dijo que, por ello, pese a que con la Reforma Electoral aprobada en el Congreso buscan desmantelar el servicio profesional, tiene la convicción de que en México prevalecerá lo que establece la Carta Magna.

“El que el día de la elección (en Tamaulipas, el 19 de febrero) se instalaran cuatro mil 777 casillas y apenas seis horas después de cerrada la votación hubiera cuatro mil 777 paquetes electorales en las oficinas distritales del instituto o en los centros de recolección que planteamos, es la mejor prueba de la eficacia que este instituto ha alcanzado, gracias a su columna vertebral, gracias al servicio profesional electoral, ese que buscan desmantelar, ese que no será desmantelado porque en México, estoy convencido, prevalecerá el orden constitucional”, declaró.

En la sesión de ayer, el Consejo General del órgano electoral también aprobó el acuerdo por el que se designó a los ganadores de la Convocatoria del Concurso Público 2022-2023 para ocupar plazas vacantes en el cargo de Vocalía Ejecutiva de Junta Distrital Ejecutiva.

En ese contexto, Córdova Vianello se refirió a las fases correspondientes al Plan B de la Reforma Electoral e incluso sugirió que podría ser tiempo de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ejerza su facultad para vetarlo.

No obstante, estimó que la ruta más viable es la de los tribunales, a los que el órgano electoral recurrirá para que, dijo, salven la democracia.

“El tiempo del Ejecutivo, ahí está y a lo mejor veta el Presidente la reforma, no lo sé; la observa, no lo sé, no lo creo. El tiempo es el tiempo de los tribunales; a ellos recurriremos y ellos van a salvar a la democracia y a la estructura del servicio profesional, incluyendo las plazas que hoy estamos designando”, manifestó.

Y agregó: “Ahora lo que pretende el así llamado Plan B es negarle al INE y al Tribunal Electoral la facultad de interpretación. Vamos a ver qué dice la Suprema Corte de Justicia, que tendrá que interpretar si lo que hizo el Legislativo es acorde a la Constitución o no, pero mientras, sigamos viviendo en una democracia constitucional. Será la Corte la que tendrá la última palabra y la que, eventualmente, corregirá los excesos de un poder que trasciende los límites que le establece la Constitución”.

Durante la sesión, los integrantes del Consejo General del órgano autónomo debatieron sobre la reforma legal en materia electoral y fueron los representantes de Morena los que se refirieron a la manifestación en defensa del INE, que se realizó el domingo en el Zócalo de la Ciudad de México y en diversas ciudades del país.

Al rechazar que el Plan B pretenda destazar o desmantelar al INE, el representante de Morena, Eurípides Flores, argumentó que lo que busca es “atacar la burocracia dorada”, por lo que llamó a los trabajadores del instituto a no dejarse engañar por la “campaña de difamación” del INE.

En un debate con el consejero Ciro Murayama, quien lo cuestionó respecto a si tiene conocimiento preciso respecto a las plazas del servicio profesional electoral y del personal administrativo del INE, Flores evitó responder y se limitó a descalificarlo, al acusarlo de fungir como “el vocero más estridente de la derecha”.

Oposición reprocha que se minimice la protesta

Los dirigentes nacionales de PAN, PRI y PRD defendieron la movilización que se llevó a cabo este domingo para pedir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que invalide el Plan B de la Reforma Electoral.

Los políticos de oposición al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador también rebatieron las declaraciones que el mandatario emitió ayer por la mañana, en las que dijo que quienes participaron en la movilización “han defendido fraudes electorales y formado parte de la corrupción”.

El líder de Acción Nacional, Marko Cortés, acusó de autoritarismo al titular del Poder Ejecutivo, pues consideró que sus expresiones son un “ataque sistemático” y que sólo busca que su visión y aversión por los derechos humanos sean una “verdad única”.

“¡Basta ya de divisiones! El ataque sistemático de @lopezobrador_ contra millones de personas que defendemos la democracia, las libertades y al INE, revela su autoritarismo, su intención de imponer como verdad única su visión y su desprecio por los derechos humanos. #ElINENoSeToca”, escribió el panista en sus redes sociales.

Alejandro Moreno, dirigente del PRI, señaló que la movilización del domingo fue una muestra de que el “pueblo de México” se mantiene unido y que “no se va a dejar”, pues miles de ciudadanos salieron a las calles para hacer saber que “somos más los que queremos elecciones limpias y transparentes”.

Por su parte, el líder perredista, Jesús Zambrano Grijalva, mencionó que, además de la concentración en la capital, hubo 100 ciudades en las que la población se también se movilizó “en contra de las tentaciones autoritarias de querer imponer una dictadura impulsada desde Palacio Nacional”.

“Vamos a continuar así, les vamos a ganar el 2024; López Obrador está alejado de la realidad, está queriendo descalificar todo, porque le salieron mal las cuentas y pensó que la gente no iba a salir”, concluyó. A estos pronunciamientos se sumaron otros vertidos en el Senado, donde el PAN y el PRD reprocharon que el Presidente haya minimizado la movilización, razón por la cual lo acusaron de no saber contar.

La vicecoordinadora del blanquiazul, Kenia López Rabadán, rechazó que sea cierto que López Obrador haya llenado 60 veces la plancha del Zócalo capitalino, como lo afirmó el mandatario durante su conferencia matutina.

Lamentó que, “de manera burda”, el titular del Ejecutivo haya minimizado la manifestación, pero aseguró que las imágenes registradas “son más fuertes que las mentiras de Palacio Nacional”.

“Ya sabemos que López Obrador no sabe contar, por eso no cuenta los 700 mil mexicanos muertos de más por el mal manejo de la pandemia; no sabe contar los 147 mil asesinatos en su Gobierno; no sabe contar los 3.8 millones de nuevos pobres que generó en estos primeros tres años en su pésima administración. Por supuesto, tampoco sabe contar los cientos de miles de mexicanos que ayer salimos de manera pacífica a manifestarnos”, dijo.

López Rabadán también pidió a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que declaren la inconstitucionalidad del Plan B para que “nuestro voto no se toque antes de que sea demasiado tarde y desmantelen al Instituto Nacional Electoral”.

En el mismo sentido se expresó el senador del PRD, Juan Manuel Fócil, quien señaló que, contrario a lo afirmado por el Presidente López Obrador, miles de ciudadanos salieron a las calles en varias ciudades del país, para respaldar al máximo tribunal del país.

“Queda en poder de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que puedan frenar esta embestida del Presidente contra la democracia y contra el Instituto Nacional Electoral, que ha sabido ser un órgano electoral autónomo, con calidad moral.

La gente le tiene confianza, más que a la Presidencia de la República, más que al Gobierno federal, al Instituto Nacional Electoral, así que de eso estamos hablando, de que una institución seria, reconocida, que le tiene confianza el pueblo, la quieren cancelar, la quieren descuartizar”, remarcó el senador.

Concentración, muestra de que hay libertades, afirman

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, defendió la cifra que las autoridades capitalinas aportaron de 90 mil asistentes a la concentración en defensa del INE del pasado domingo y aseguró que ese acto en el Zócalo mostró que México es un país “democrático”, en el que se puede manifestar cualquier persona.

“(La manifestación) habla de una ciudad de libertades y derechos, democrática en la que se puede manifestar cualquier persona. Siempre buscamos que estas manifestaciones sean pacíficas. Una muestra de que vivimos en un país democrático. Quisieron difundir mucho que el problema en México es que no es democrático”, dijo.

En conferencia de prensa, la mandataria advirtió que la cifra de asistentes que dieron a conocer las autoridades locales, no es “política”, sino que se realiza conforme a un cálculo matemático.

“Sobre las cifras, ayer (domingo) hasta la tarde, creo que Tránsito y el C5 estimaron 90 mil, no es una cifra política, es una cifra que se hizo con cálculo matemático”, subrayó.

También advirtió que hace falta “más información” acerca de lo que es el Plan B impulsado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que “por ningún motivo se afecta la democracia”.

Asimismo, cuestionó que los asistentes a esta manifestación no hablaran acerca del fraude electoral de 2006, ni acerca del caso de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública. 

EU reitera apoyo a organismos electorales

El gobierno de Estados Unidos apoya instituciones electorales independientes, bien estructuradas, que fortalezcan el proceso democrático y el Estado de derecho, manifestó la oficina del Vocero del Departamento de Estado, Ned Price, en un comentario sobre las movilizaciones registradas el domingo en nuestro país para defender al Instituto Nacional Electoral del llamado Plan B de la Reforma Electoral.

La oficina del Departamento de Estado estadounidense destacó en una nota de prensa publicada en su página oficial, que “las democracias sanas se benefician de tener instituciones sólidas y pluralidad de voces”.

Añadió que el debate que se ha abierto en torno a las reformas electorales son una clara muestra de la democracia vibrante que vive nuestro país. Aunque manifiesta el respeto por la soberanía nacional, el departamento de Estado estadounidense dio a conocer su opinión en torno a lo que debe ser un sistema electoral.

“Hoy, en México, vemos un gran debate sobre las reformas electorales y la independencia de instituciones electorales y judiciales que ilustra que México es una democracia vibrante. Respetamos la soberanía de México. Creemos que un sistema electoral independiente con buenos recursos y respeto a la independencia judicial apoyan una democracia saludable”, indicó el Departamento de Estado estadounidense.

Agregó en la nota de prensa que ese país ha sido testigo de los retos que ponen a prueba a las democracias en todo el planeta.

“Alrededor del mundo hemos atestiguado retos a la democracia, que han puesto a prueba y continúan poniendo a prueba la fuerza de instituciones electorales y judiciales independientes”, señaló.

Este domingo miles personas salieron a las calles, (500 mil de acuerdo con los organizadores, no más de 100 mil conforme a lo dicho por el Presidente Andrés Manuel López Obrador), para protestar contra el llamado Plan B.

La segunda parte de la reforma aprobada por el Congreso de la Unión desde el pasado jueves, todavía no ha sido publicada por el Presidente en el Diario Oficial de la Federación. Este segundo paquete consta de cuatro leyes: Ley Orgánica del Poder Judicial, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la Ley General de Partidos Políticos y abroga la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.