Jueves 22.04.2021 - 18:42

Covid-19 deja secuelas a legisladores

“Llevo casi nueve meses y no veo el final del túnel”

A un año del primer caso del Covid-19 en el país, legisladores narran sus batallas tras vencer la infección; 102 diputados y 30 senadores han tenido el virus

10
Javier Borrego Adame, Diputado de Morena.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Chaparro

Con la voz aún ronca y una tos frecuente que corta sus palabras, el diputado Javier Borrego Adame, narra con dificultad cómo ha vivido después de haber superado el contagio por Covid: “no he podido quedar al 100 por ciento, estoy un 70 de mi capacidad pulmonar, me agito todavía, no me he recuperado de manera total, a veces me quiero resignar de que así voy a quedar, voy para nueve meses y no veo el final del túnel”.

Es el testimonio del legislador de Morena, uno de los 102 diputados que han estado contagiados de Covid-19 a un día de cumplirse un año del primer caso registrado en el país.

Borrego Adame contrajo el virus el pasado 4 de julio y a la fecha, sigue trabajando a distancia porque su capacidad pulmonar no le permite caminar largas distancias. Recordó que como miles de mexicanos, él perdió a su hermano Ernesto, y al menos una decena de familiares también se han contagiado.

Gráfico

“Bendito Dios, además de mi hermano ya nadie se nos ha ido, pero sí hemos batallado mucho, hemos sufrido también emocionalmente”, confió.

Otro caso es el del coordinador del Partido del Trabajo (PT) en San Lázaro, Reginaldo Sandoval, quien el 20 de enero informó que contrajo el virus, del que salió avante, pero no así sus padres Miguel Sandoval y Micaela Flores, quienes perdieron la vida víctimas del SARS-Cov2, en tres días: el 22 y 25 de diciembre, respectivamente.

Pilar Lozano, de Movimiento Ciudadano, otra de las diputadas que se contagió, comentó a La Razón que el 2 de noviembre dio positivo al virus, y casi cuatro meses después sigue con daños que algunos reportes médicos determinan que quizá sean irreversibles.

“Me cuesta levantarme, perdí tres kilos y medio, todos de masa muscular, por lo que ahora no puedo agacharme o subir escaleras perdí fuerza en piernas y brazos, aún no he recuperado el gusto ni el olfato, los doctores me dicen que puede estar relacionado con daño neurológico en el sistema respiratorio alto. Yo contagié a mi hermana y a mi hija pequeña de cuatro años, pero ambas están sanas. Es una enfermedad severa, seamos cuidadosos”, pidió.

Los diputados que perdieron la vida víctimas del coronavirus, son Miguel Acundo, del Partido Encuentro Social, el 16 de diciembre de 2020; Delfino López, de Morena, el 21 de diciembre del año pasado, y Edmundo Martínez, del PRI, suplente de Héctor Yunes.

A la fecha, en la Cámara de Diputados se han registrado 102 de los 500 legisladores, quienes dieron positivo al Covid-19. El primer contagio se reportó el 29 de marzo, con el caso de Jorge Alcibíades García Lara, de MC, quien está en buenas condiciones de salud, mientras que el último caso es el de la morenista Tania Cruz Santos.

Gráfico

PEGA TAMBIÉN EN EL SENADO

“A mí el Covid-19 todavía me produce algo de fatiga”, reveló el senador Alejandro Armenta, quien dijo que gracias a su fortaleza física pudo enfrentar con éxito la enfermedad.

El legislador poblano aseguró que no tuvo miedo cuando se enteró de que se había contagiado, pero tampoco pudo descansar: eran los tiempos de la discusión de la desaparición de los fideicomisos y la Ley de Ingresos de la Federación.

“Recuerdo que el médico me recomendó permanecer la mayor parte del tiempo en cama, boca abajo; esos siete días que pasé así tenía que estar revisando muchos documentos”, recordó Armenta Mier, quien confió que las muertes por la pandemia han provocado en él, estrés y depresión.

“Después de que me dieron de alta, me costaba trabajo hacer ejercicio, al menos los primeros tres meses, luego sí hubo secuelas que me provocaron taquicardias, variaciones en mi presión que pensé que ya era hipertenso, pero sólo fue temporal”, reconoció, el legislador, quien ahora trota dos veces por semana, además de que practica karate.

Hasta ahora, 30 senadores han enfermado de Covid, dos de ellos, Joel Molina y Radamés Salazar, ambos de Morena, fallecieron a consecuencia de la enfermedad, el 24 de octubre y el 21 de febrero, respectivamente. Los meses de octubre y noviembre fueron los de mayor número de contagios, pues 17 de ellos se contagiaron en ese periodo.

La legisladora del PAN Indira Rosales comentó a La Razón, se enteró que había adquirido el Covid-19 cuando tenía un embarazo de siete meses luego de asistir a una sesión en el pleno el pasado 15 de octubre. Quedó en shock y estaba confundida porque “había mucha información y desinformación, de médicos, amigos, familiares e internet sobre esta enfermedad traicionera”.

“Lo peor es pensar en la muerte, la idea de haber podido perder a mi hijo, mi bebé, lo peor es la imagen de poder ver a mi pareja, o ver a Alfredo en una cama de hospital intubado, sin poder estar junto a él, de que solamente te entreguen las cenizas sin que puedas despedirte”. Rosales superó el virus sin secuelas y sin contagiar a su hijo, mientras que Alfredo, su esposo, quedó con un pulmón afectado, lo que provoca que se sofoque, por lo que se realizará estudios para determinar el daño.

  • El dato: La Razón dio a conocer el pasado 2 de febrero que 432 empleados de San Lázaro y 156 de la Cámara alta, se habían contagiado, de los cuales habían fallecido 23 y 14, respectivamente.