Transformar es moralizar, aseveró

“Se acabó la robadera…”, 20 frases destacadas del Informe de AMLO

Se acabó la robadera de los de arriba, pero todavía falta desterrar por completo el bandidaje oficial, aseguró el Presidente de México, en Palacio Nacional

MÉXICO
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.Foto: Especial.
Por:

En alrededor de 45 minutos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pronunció un discurso por su Segundo Informe de Gobierno. El acto se llevó a cabo en Palacio Nacional, ante al menos 70 personas.

Aquí te dejamos 20 frases que el Jefe del Ejecutivo lanzó esta mañana.

-Estoy convencido de que en estos tiempos, más que en otros, transformar es moralizar.

-Nuestro principal legado será purificar la vida pública de México.

-Se acabó la robadera de los de arriba, pero todavía falta desterrar por completo el bandidaje oficial.

-No es para presumir pero en el peor momento contamos con el mejor gobierno.

-Estamos enfrentando dos crisis al mismo tiempo: sanitaria y económica, y vamos saliendo adelante.

-Estamos enfrentando la crisis económica provocada por la pandemia con una fórmula distinta, peculiar, heterodoxa, diría única en el mundo.

-Pronostiqué que la crisis económica provocada por la pandemia sería transitoria, que caeríamos pero saldríamos pronto… afortunadamente así está sucediendo; ya pasó lo peor y ahora vamos para arriba.

-La caída de la economía, a pesar del desastre mundial, fue de 10.4 por ciento en el semestre; pero, aun con la debacle, fue menor el daño que nos causó la crisis económica que nos está afectando que lo que se está registrando en otros países como Italia, España, Francia y Reino Unido.

-La relación con los empresarios ha sido buena y respetuosa.

-El presidente Donald Trump nos trató con respeto.

-El entreguismo devastador ya se acabó.

-Sólo han aumentado dos delitos: homicidio doloso y extorsión, en 7.9 y 12.7 por ciento respectivamente, vinculados estos delitos, fundamentalmente, a la llamada delincuencia organizada.

-Ya no hay en el gobierno federal funcionarios como García Luna.

-Invité al fiscal general de la República y al presidente de la Suprema Corte de Justicia y no pudieron asistir. En otros tiempos eso no pasaba, porque ellos tienen la arrogancia de sentirse libres. Este es el cambio, esta es la transformación.

-La represión política ha quedado en el pasado.

-Aunque circunstancias imprevistas e infortunadas, como la pandemia de COVID-19, nos obligan a hacer ajustes, no vamos a apartarnos en lo esencial del espíritu, del compromiso adquirido.

-Las acciones gubernamentales realizadas son expresión de lo que hemos soñado, diseñado y ofrecido desde hace muchos años, corresponden a una visión de país y a una visión de lo que debe de ser un mundo justo y fraterno.

-Hoy algunos críticos piden que se gobierne en sentido distinto, que prescindamos de nuestro ideario y de nuestro proyecto, que apliquemos recetas económicas contra las que hemos luchado o que seamos tolerantes con la corrupción que nos propusimos erradicar. Piden, en suma, que yo traicione mi compromiso con la sociedad, que falte a mi palabra y que renuncie a mi congruencia, y eso, lógicamente, no va a ocurrir.

-Ya está en marcha la nueva política económica sustentada en la moralidad, la austeridad y el desarrollo con justicia.

-La mejor manera de evitar retrocesos en el futuro depende mucho de continuar con la revolución de las conciencias para lograr a plenitud un cambio de mentalidad que, cuando sea necesario, se convierta en voluntad colectiva dispuesta a defender lo alcanzado en beneficio del interés público y de la nación.