Lunes 30.11.2020 - 17:53

Buscan materializar un conflicto inexistente

Aliancistas “buscan sembrar discordia”, señala Pablo Amílcar

Exsuperdelegado de la 4T en Guerrero advierte actitud mezquina de 10 gobernadores con pacto federal que les ha dado ventaja; rumbo a la candidatura de Morena subraya que los reflectores lo pusieron bajo golpeteo; valora avances del gobernador Astudillo

Pablo Amílcar Sandoval
El exdelegado Pablo Amílcar Sandoval, en entrevista con La Razón.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón
Por:

De cara al proceso interno que derivará en la selección del candidato de Morena en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval acepta una entrevista con La Razón y rebate que haberse desempeñado como superdelegado le haya dado reflector, porque, dice, en todo caso también lo puso en la posición de sufrir un golpeteo permanente.

También se refiere al reto de la unidad en Morena, luego de que junto con él otros dos personajes de raigambre en la política estatal se han anotado a la contienda interna. En esa lógica, advierte que la unidad se debe dar, pero no “en cuotas o repartos de botines”.

El exsuperdelegado de la 4T en la entidad muestra un perfil conciliador que se traduce, por ejemplo, en el reconocimiento a lo realizado por el actual gobernador priista, Héctor Astudillo: “es necesario reconocer los esfuerzos que se han hecho”, aunque eso no implica, aclara, que no puedan tener diferencias.

Y en temas de política que atañe a los estados, a propósito del debate sobre el pacto federal, advierte una posición “muy mezquina” en el conjunto de gobernadores que presionan y materializan un “conflicto inexistente”.

¿Cómo ve el reto de la unidad en Morena, ahora que Luis Walton y Félix Salgado están anotados para la contienda interna? El propio Walton lo ha dicho públicamente, que sea cual sea el resultado de la encuesta lo aceptará y no planteará un rompimiento, y también lo ha expresado el senador Félix Salgado Macedonio. Entonces creo que hay una buena perspectiva en torno a eso. Hay que esperar a que se lancen las convocatorias y se tenga un buen proceso interno.

¿Hay algún tipo de ofrecimiento de parte de usted hacia los otros candidatos? La unidad tendrá que ver con los proyectos. No te hablo yo de mí porque no quiero hablar todavía de las precandidaturas por cuestiones incluso legales. Pero sí creo que en cualquier caso, la unidad se generará también a partir de que todos nos veamos reflejados en un proyecto, en un programa, con propuestas concretas, no en cuotas, digamos, o en repartos de botines.

LAS ALIANZAS

 Cuestionado sobre el reto de que la unidad pudiera convertirse en obligación ante la posibilidad de enfrentar una alianza de partidos —en Guerrero han expresado su intención de ir juntos PRI y PRD—, Sandoval Ballesteros apunta que esta última es “una alianza riesgosa” por las historias de ambos partidos.

“La historia del PRD es de mucha lucha, obviamente que viene desde la izquierda, y yo creo que los militantes de ese partido tienen mucho que decir todavía. Y creo que naturalmente no van a caber dentro de esa alianza”.

Considera al respecto que muchos incluso podrían estar en otro carril y “mirando hacia Morena”, aunque insiste en que el proceso aún está en ciernes.

¿En qué situación percibe a su estado en términos de gobernabilidad? Es bueno el escenario que tenemos con respecto a como lo teníamos hace seis años. Hay una gran diferencia y creo que esto es una labor muy profunda que se ha construido en el estado. Pienso que tiene que ver obviamente con el trabajo que se ha hecho en el Gobierno estatal, en el Gobierno federal, en estos dos años que se llevan, y esto nos abre una perspectiva distinta. Por primera vez, en muchos años, creo que podríamos tener un proceso electoral más tranquilo, pacífico.

En su discurso no se percibe una línea de ruptura con el Gobierno estatal actual (de Héctor Astudillo). Se tienen que valorar cuáles son las condiciones en que se recibió el estado y en lo que hemos evolucionado. Creo que es necesario reconocer los esfuerzos que se han hecho. También obviamente tenemos diferencias, como es natural, tenemos críticas, pero creo que en estos momentos es necesario poner los acentos sobre lo que se ha logrado, y obviamente necesitamos hacer mucho más.

El que usted haya sido delegado del Gobierno federal en la entidad, ¿le dio algún beneficio? Aprendí mucho del estado, de las necesidades, de la riqueza que hay en el estado. Y en términos de la contienda yo creo que no, al contrario. El hecho de haber estado en el Gobierno en esta etapa, lo que ha implicado también es mucha seriedad en el trabajo, muchas horas de trabajo para poder arrancar muy fuerte en el Gobierno federal.

Pero sí da un reflector, ¿no? En este caso fue un reflector que significó un golpeteo permanente y creo que no es en ese caso una ventaja. Tal vez puede tomarse al contrario: una hipervigilancia. Aunque por otro lado eso me parece que es correcto, porque ahora tenemos que hipervigilar a todos los gobiernos, a todas las instancias públicas.

El tema del Pacto Federal está en la agenda, ¿cuál es la situación que ve en Guerrero al respecto? Voy a dar mi opinión personal, no como aspirante: Éste es un país federalista, son grandes batallas que ha dado el pueblo de México para obtener este modelo de Gobierno, esta forma de Estado. Creo que debemos de valorar todo lo que nos ha dado el modelo federalista y no se debe jugar o trivializar, ni ser simplones con el término federalista. A mí me preocupa que los gobernadores de oposición estén aludiendo al Federalismo para hablar de salirse del Pacto Fiscal. (Porque) Precisamente el modelo federal es lo que les otorgó las ventajas que hoy tienen para obtener mayor recaudación. Han estado obteniendo recursos multimillonarios para fortalecer las finanzas públicas que los han beneficiado, para construir la infraestructura y el desarrollo regional que han tenido en los últimos años y que precisamente descuidó mucho el sur.

NADIE HA COMPENSADO A GUERRERO

En la conversación que se realiza en las instalaciones de La Razón pone un ejemplo de su planteamiento: “Del sur se extrae, por ejemplo, el petróleo; del sur llevan la electricidad. Bueno, el Valle de México recibe el agua de Cutzamala, Guerrero, y hoy por hoy es más caro un barril de agua pura que un barril de petróleo”.

En el caso de los estados donde se extrae el petróleo, explica, hay en la fórmula de Coordinación Fiscal una aportación para Tabasco, Veracruz, Campeche y Tamaulipas. Pero, enfatiza: “a Guerrero no se le ha compensado una sola vez por sacar el agua que tenemos en el Cutzamala”.

En ese sentido, recalca que el modelo federal ha extraído recursos gigantescos del sur para beneficiar al norte. Por ello, recalca: “me parece muy mezquino que hoy algunos gobernadores de oposición estén escatimando recursos al propio modelo federal para que se pueda compensar al sur. Lo que nosotros planteamos desde el sur es que es hora de equilibrar el desarrollo, que haya inversiones y facilidades que hubo en los estados del norte: combustible más barato, reducciones en los impuestos, promoción para que haya zonas industriales”.

Y reclama: “ahora sí muy facilonamente vienen a decir: ‘Ya no queremos nosotros colaborar a ese modelo que nos desarrolló, no nos queremos quedar’. Y yo digo, bueno, entonces vamos a quitarles el Ejército, la Guardia Nacional, el petróleo...”.

Para Pablo Amílcar Sandoval, ese tema de debate ni siquiera está en el ánimo del pueblo. “Se está queriendo sembrar discordia innecesariamente”, remata.

Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros
  • Formación: Licenciado en Economía por la UNAM; con estudios de prosgrado por la Universidad de Yale.
  • Trayectoria: Director de Control y Evaluación en el Gobierno-DF e integrante del Consejo de Asesores del Jefe de Gobierno; presidente de Morena en Guerrero y candidato a gobernador en 2015; diputado con licencia en el Congreso del estado, donde fue coordinador de la bancada guinda y presidente de la Jucopo, y coordinador estatal de los Programas de Desarrollo en la entidad.