Ambos mandatarios intercambian elogios

AMLO-Fernández, caminos paralelos

Presidentes de México y Argentina dejan en claro alianza norte-sur; comparten cuestionamientos al pasado y a la prensa; Alberto Fernández ve como un hito en América Latina la mañanera

AMLO
El Presidente López Obrador (izq.), con su homólogo argentino.Foto: Especial
Por:
  • Sergio Ramírez

En Palacio Nacional, los protocolos diplomáticos se modificaron para dar cabida a un encuentro más de camaradas que de mandatarios, entre los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Argentina, Alberto Fernández, quienes dejaron claro sus coincidencias ideológicas y políticas. Ambos están unidos en las críticas a las Naciones Unidas por el acaparamiento de vacunas de algunos países, la gran amistad con el boliviano Evo Morales, el intercambio de favores para negociar la deuda argentina y el acceso a los biológicos Sputnik; lograr la universalización de las dosis y trazar un solo eje para unir al continente americano.

También el ataque a los medios de comunicación, con el mismo tono de reclamo por darle más espacio a las críticas y señalamientos de los opositores a sus gobiernos, en lugar de señalar los actos de corrupción cometidos en gobiernos del pasado. “Y a veces la prensa no actúa con objetividad. Y en estos casos —como lo decía Alberto, yo pensaba que nada más era en México— la prensa conservadora, los que apoyaban a los gobiernos neoliberales, que saquearon y endeudaron a Argentina (...) y de eso no habla la prensa argentina ni la prensa mexicana”, de acuerdo con López Obrador.

Al mandatario argentino le “estalló” el escándalo de las “Vacunas VIP” horas antes de viajar a México, que incluso lo llevó a pedir la renuncia a su ministro de Salud, Ginés González; mientras, en la víspera, su homólogo mexicano había criticado la vacunación en secreto en otros países, pero esta vez no quiso entrar en controversia con su invitado.

Agradecer mucho a Alberto por su apoyo en todo lo relacionado con las vacunas (Sputnik V), con el gobierno de Argentina. Repito, somos pueblos hermanos y nos da mucho gusto que nos acompañe

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

“Terminemos con la payasada, hagan lo que deben”, pidió a los jueces un Fernández visiblemente irritado por los cuestionamientos sobre este tema, el cual prácticamente dio por cerrado al emplazar a los fiscales, “que no sé en qué universidad aprobaron”, a actuar si hay algún delito que perseguir. De los 70 privilegiados que se vacunaron con la dosis Sputnik están el propio jefe de Estado argentino, quien se justificó diciendo que fue para demostrar que no estaba inyectándose veneno. También a gente de su equipo, su esposa, Hilda González, sus hijas, Juliana y María Eva, entre otros políticos.

Ayer, en tierras aztecas, el formato del rito mañanero cambió. Hubo una silla especial para el invitado, de madera fina, que contrastó con las negras que a diario se colocan para los funcionarios del gabinete; una mesita con agua sólo para Fernández, quien estuvo sentado al lado del atril que a diario ocupa el tabasqueño. Sólo dos periodistas extranjeros preguntaron, ninguno mexicano, “al fin que a ustedes los veo diario aquí”, intentó justificar López Obrador, donde la única discrepancia con el mandatario argentino fue el uso de cubrebocas. Este último lo usó mayor tiempo, salvo en la conferencia, en contraste con AMLO que se abstuvo de utilizarlo.

Aún no amanecía cuando Alberto Fernández llegó a Palacio Nacional, poco antes de las 7:00 horas, donde fue recibido por su par de México. “Alberto”, le dijo al dar la bienvenida sin portar la mascarilla. Los dos caminaron hacia el patio central para una breve ceremonia donde se interpretaron los himnos nacionales de cada país, sin dar algún discurso, contrario a otras ceremonias oficiales; se tomaron fotos y sostuvieron un encuentro privado por algunos minutos. Después aparecieron en la mañanera. Intercambiaron elogios. Por primera vez México tiene un presidente decente y honesto en muchos años, “como lo merecen los mexicanos con Andrés Manuel López Obrador, con valores morales y éticos”, dijo el invitado sudamericano.

Por primera vez en muchos años, México tiene un presidente con valores morales y éticos como merecen los mexicanos. Yo con esos valores me siento identificado y siento que es el deber de Andrés Manuel y mío profundizar los lazos

Alberto Fernández, Mandatario de Argentina

Minutos antes, el mexicano había ensalzado la figura de su contraparte, a quien llamó “amigo nuestro, representante de un pueblo hermano, fraterno como es el pueblo de Argentina”. El mandatario federal mostró en su rostro la satisfacción cuando escuchó que Fernández dio “gracias al Presidente por dejarme participar de sus mañaneras, que ya son un hito en América Latina”.

El tema Evo Morales no podía faltar. El gobernante argentino reconoció al líder mexicano por haber rescatado a su amigo de ser asesinado en Bolivia tras el golpe de Estado. “Si Evo hoy está vivo es por lo que aquel día decidió Andrés Manuel López Obrador, de mandar un avión para rescatarlo”.

El peronista Fernández ya conoce tierras mexicanas después de estar en 2019, tras ganar en octubre las elecciones presidenciales a Mauricio Macri, donde planteó a López Obrador un “eje” progresista latinoamericano.

Una coincidencia más es que ambos presidentes enfrentarán procesos electorales; México en junio y Argentina en octubre, en medio de protestas de la oposición por el tema del manejo de las vacunas y la situación económica. Caminos paralelos que se cruzan una y otra vez.

  • El dato: El lunes pasado, en su primer día en nuestro país, el presidente de Argentina visitó, en compañía del canciller Marcelo Ebrard, la planta de envasado de la vacuna covid de AstraZeneca.