La Unidad de Inteligencia Financiera

Caso Diana Sánchez Barrios: Niegan el desbloqueo de cuentas a la lideresa de ambulantes

La UIF solicitó el congelamiento de cuentas con base en una investigación realizada en el extranjero que ligaría a la lideresa del comercio ambulante con grupos criminales en el extranjero

Diana Sánchez Barrios
La UIF negó el desbloqueo de cuentas a la lideresa del comercio ambulante en el centro de la CDMX, Diana Sánchez Barrios.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Chaparro

A pesar de que obtuvo un amparo para que se liberen los recursos que mantiene invertidos en instrumentos financieros, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda negó el desbloqueo de cuentas a la lideresa del comercio ambulante en el centro de la Ciudad de México, Diana Barrios.

En su resolución, el juez dijo que la UIF debe cumplir “siempre y cuando el bloqueo de cuentas no derive del cumplimiento de un compromiso internacional asumido por el Estado Mexicano”.

Además, expuso que las cuentas bancarias deben estar a nombre de Diana Barrios o de lo contrario no podrán ser liberadas.

De acuerdo con la información proporcionada por la UIF, el caso de Diana Barrios cae en esos supuestos, pues se solicitó el congelamiento de cuentas con base en una investigación realizada en el extranjero que ligaría a la lideresa del comercio ambulante con grupos criminales en el extranjero.

Además, no todas las cuentas bloqueadas se encuentran a nombre de Diana Barrios y por lo tanto deberán mantenerse bajo resguardo de la autoridad.

El pasado 18 de marzo Sánchez Barrios fue detenida por elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México acusada de extorsión agravada, robo agravado en pandilla y cobro de piso en el Centro Histórico.

Diana Sánchez es hija de la exdirigente de ambulantes Alejandra Barrios, quien heredó el control de los ambulantes en zonas de la ciudad de México donde cobraba “derecho de piso” o supuestas cuotas a sus agremiados y quienes se negaban eran sometidos a extorsiones o eran obligados a cumplir con estos pagos bajo amenazas de muerte.