Estragos por sismos de 2017

En la CDMX aún hay edificios en abandono

Leticia Rosales, quien perdió su departamento en Osa Mayor, narró a La Razón lo difícil que ha sido recuperar su vivienda

sismo
Así lucen algunos edificios en la CDMX tras la tragedia de 2017.Foto: Jorge Butrón, La Razón
Por:

En la Ciudad de México persisten edificios, casas y estructuras en abandono o pendientes de entrega tras su reconstrucción a tres años de los sismos de 2017.

Leticia Rosales, quien perdió su departamento en Osa Mayor, narró a La Razón lo difícil que ha sido recuperar su vivienda, luchar por apoyo y vivir en diferentes sitios, pues aunque ya fue restaurado, aún no lo entregan y sigue pagando renta en la colonia Portales.

“Ha sido una lucha constante, pero nos están retrase y retrase porque quieren que sea el 19 de septiembre. Nos urge, porque seguimos pagando renta y nadie nos da para eso”, destacó.

El edificio de ocho pisos fue demolido y ahora los más de 50 habitantes buscan la manera de pagar el departamento, a pesar de que desconocen el costo.

Adriana “N”, administradora del inmueble, dijo que éste tuvo un sobrecosto y auditaron a la constructora, lo que tardó la remodelación.

En un recorrido que hizo La Razón en zonas afectadas, constató que hay decenas de edificios en las colonias Roma y Condesa que siguen sin rehabilitar o sólo fueron demolidos y quedan los terrenos vacíos con pancartas de una promesa de intervención.

En la calle de Ámsterdam hay al menos cinco edificios en abandono, mientras que en Álvaro Obregón 278, la estructura de nueve pisos ya se levantó. En tanto, en el número 284 sólo hay cimentación y en el 286 no ha empezado la obra.

Unos lucen con cintas amarillas de precaución y otros cerrados pero con todos los muebles adentro y con avisos del daño por el sismo.

En el Multifamiliar de Tlalpan es una historia que desean olvidar los vecinos: “fue un susto bastante fuerte, al terminar de bajar las escaleras ya se había caído el edificio”, recordó María, de las primeras en regresar.

Uno de los símbolos del sismo, el Colegio Rébsamen, está a punto de caer, sólo es soportado por pilotes que lo mantienen para la investigación, pero aún se pueden ver los pizarrones con la lista de asistencia y bancas, así como las cubetas utilizadas para acarrear el cascajo.