Comparten conexión a alumnos de bajos recursos

Van contra deserción con Escuela más Grande del Mundo

Ciudadanas promueven que vecinos abran su Internet a alumnos que no lo tienen para que no dejen las aulas; llevan 11 sitios en 26 estados; se unen a iniciativa hoteles, universidades, fundaciones...

9
Isabel Navarrete, directora de la iniciativa ciudadana.Foto: Especial
Por:

En sólo seis meses ha tomado fuerza el proyecto La Escuela más Grande del Mundo (LEMGM), con Isabel Navarrete al frente y un grupo de mujeres emprendedoras, ante su preocupación por la imposibilidad de miles de niños y jóvenes de tener acceso a Internet gratis para continuar sus estudios, entregar y recibir sus tareas.

Dijo que es fácil acceder a la plataforma de parte de quienes buscan poner su granito de arena para evitar que se incremente la deserción escolar, ya que, dijo, a diario 15 mil estudiantes en México abandonan sus estudios por falta de acceso a la red o dinero para pagar una computadora.

Al día de hoy el proyecto avanza a pasos agigantados ya que suma más de 100 puntos de acceso gratuito a Internet en 26 estados de la República Mexicana, lo que beneficia a cerca de 3 mil niños y jóvenes, porque “no hay que arrebatarles la oportunidad de tener una educación”.

Navarrete Manzanarez cuenta a La Razón que la inquietud por crear una red fácil y simple de empresas, negocios, instituciones y sociedad en general, surgió en agosto del año pasado, cuando se decretó el inicio del ciclo escolar 2020-2021 mediante la vía digital y clases por televisión.

Fue entonces que en sus recorridos por varios lugares se percataron que algunas personas ya compartían su WiFi con algunos estudiantes, e incluso les ofrecían una mesita, sillas y hasta una tableta o laptop. A partir de ahí buscó apoyo con algunas amigas para montar esta plataforma.

“Cuando regresamos de vacaciones en agosto, vemos varias noticias de niños que no tienen acceso a Internet, que están buscando uno gratuito para poder conectarse y mantener el ritmo de la escuela a distancia. Ahí es donde sale la idea de poder conjuntar esta necesidad que es tan grave”, declaró.

Los participantes se inscriben en un directorio de LEMGM, donde se les piden datos personales, domicilio, horarios de préstamo de Internet, estado, correo electrónico y un link de Google Maps para que puedan ser localizados por los estudiantes, así como las herramientas que prestarán, como WiFi, mesa, silla, tablet, computadora o televisión.

Cuando regresamos de vacaciones, vimos noticias de niños que no tienen acceso a Internet, que están buscando uno gratuito para conectarse y mantener el ritmo de la escuela a distancia. Ahí es donde sale la idea de conjuntar esta necesidad que es tan grave

Isabel Navarrete, Directora de LEMGM

La idea, expuso la fundadora del proyecto, es que al momento de que los jóvenes busquen en el directorio un sitio con acceso gratis a internet, no tengan ningún problema, e inclusive los padres sepan dónde están sus hijos.

Los únicos requisitos para los estudiantes, si son menores, es que acudan acompañados de un adulto al sitio de conexión donde encontrarán la red abierta de WiFi y con cubrebocas obligatorio.

Isabel Navarrete comentó que los chicos y chicas deberán tomar en cuenta los horarios establecidos por quienes ofrecieron su Internet; al llegar al sitio podrán pedir la contraseña a la persona responsable y conectarse a la misma mediante su dispositivo móvil, sin gastar datos.

Los estudiantes que deseen acceder al WiFi gratuito en uno de los más de 100 puntos, podrán hacerlo en la página www.laescuelamasgrandedelmundo.com, e ingresar su nombre, dirección, días y horarios en los que ocupan el servicio.

La joven se siente orgullosa de su plan, ya que logró el reconocimiento del Instituto para la Economía y la Paz (IEP) como proyecto de Paz Positiva, porque fomenta la resiliencia comunitaria a partir de la solidaridad y el fortalecimiento de la educación como factor de transformación social.

Recordó que apenas el 26 de enero pasado LEMGM firmó un convenio de colaboración con el director del IEP, Carlos Juárez Cruz, con el fin de formalizar el intercambio de saberes y fortalecimiento mutuo entre ambas organizaciones, en el que la organización espera obtener asesoría técnica en materia de Paz Positiva y recomendaciones sobre cómo orientar sus estrategias hacia un enfoque de construcción de paz.

“El IEP busca cambiar el enfoque mundial acerca de la paz, para hacer de ella una medida positiva, factible y tangible del bienestar y el progreso humanos; por ello es un aliado estratégico de la iniciativa”, establece el convenio entre las partes.

Navarrete agradeció el respaldo de empresas como Fibra Hotel, Fibra Uno, centros comerciales, GDI, Grupo Extra, Posadas, Fundación Espinosa Rugarcía y Enrútate, además de instituciones como el Tecnológico de Monterrey, Voluntariado Tec, Ciudad Retoño, Entrelazados, Fundación Cauce Ciudadano, FUNO, y los pabellones Azcapotzalco y Ecatepec.

Admitió que no ha sido fácil atender esta situación a causa del Covid, y tampoco si se toma en cuenta que solo 27 por ciento de escuelas rurales tienen acceso a Internet, y de casi 90 millones de celulares en México más de 50 por ciento no tiene esa conexión.

De acuerdo con datos de LEMGM se señala que en 2019 solo 9.4 por ciento tenía acceso a WiFi, y 90.6 por ciento restante a través de la conexión de datos móviles.

Confió que en un futuro no lejano La Escuela Más Grande del Mundo pueda alcanzar la cobertura en los 32 estados del país, ya que solo faltan Chiapas, Colima, Baja California Sur, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas.

En el primer estado, admitió que la deserción escolar registra niveles elevados por ser uno de los más pobres del país, donde los papás no pueden estar con los hijos en sus clases por falta de Internet o porque “desgraciadamente estamos en un nivel de escoger entre comer o pagar el internet.

“Desgraciadamente muchos de los estudiantes que desertaron ya están ingresando en actividades ilícitas para ayudar a la casa. Justamente es una situación de no hay comida, ni internet ni trabajo, es un círculo vicioso”, lamentó. 

  • El dato: Esta iniciativa está buscando alianzas con algunas empresas para que faciliten computadoras, laptops o tabletas, que puedan ser utilizadas por los alumnos.