Destaca importancia de entrada en vigor del TMEC

Concamin: crear empleo, paso siguiente al acuerdo

Para el líder de los industriales, si no se crean cada año al menos un millón de plazas “navegaríamos a la tormenta perfecta”; debemos mantener la confianza en el país, destaca

Concamin
El líder empresarial, en imagen de febrero pasado.Foto: Cuartoscuro
Por:

Por José Gerardo Mejía

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz, afirmó que es urgente crear cada año un millón de nuevas fuentes de trabajo para satisfacer las necesidades del país, pues de no ser así, advirtió que “navegaríamos hacia la tormenta perfecta”, por lo que destacó la necesidad de impulsar políticas para generar nuevos empleos.

En entrevista con La Razón, destacó que él no se imaginaría ni por tres segundos que no hubiera un acuerdo comercial, por lo que resaltó que el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), junto con otros 47 acuerdos con otros países, va a detonar “de una manera tremenda” al país.

En su perspectiva, ¿cómo va a ayudar a México la entrada en vigor del T-MEC? Muchísimo, porque México ocupa el doceavo lugar de exportaciones en el mundo, es un lugar privilegiado, nuestro país ha crecido mucho en la proveeduría y, sobre todo, en la inversión; muchas empresas lo están haciendo y un ejemplo claro es que la industria automotriz está situada en cuarto lugar en exportación y sexto en producción y eso, gracias a que tenemos condiciones de logística, confianza y también una fuerza laboral muy competitiva; en aeronáutica somos el país número nueve en proveeduría. Entonces el T-MEC, junto con otros 47 acuerdos con otras naciones, va a detonar a México de una manera tremenda; por eso las resistencias y por eso estamos cuidando tanto no perder esos números y la confianza; de lo contrario, pasarían muchos, pero muchos años para volver a recuperarla y quién sabe, porque muchos países están por la reindustrialización.

¿Había riesgos para México si el Congreso no hubiera aprobado las leyes del T-MEC? Sí, claro, pero ahorita ya pasaron dentro del periodo extraordinario, y nosotros hemos participado todo el tiempo en estas leyes; en un momento quisieron meter otras a través de un documento que decía “entre otros (temas)” que nunca entendimos, pero salieron bien; finalmente ya estaba firmado y la parte más álgida de esto fue el tema laboral, y eso se arregló desde septiembre del año pasado… todas las leyes laborales que era donde se insistía, ya quedaron, lo demás urgía sí y no, teníamos tiempo para eso.

El T-MEC, junto con otros 47 acuerdos con otras naciones, va a detonar a México de una manera tremenda; por eso estamos cuidando tanto no perder esos números y la confianza; de lo contrario, pasarían años para recuperarla

Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, Francisco Cervantes Díaz

En cuanto a las energías… El ánimo es que haya condiciones de certeza, y lo que está pasando en el sector energético a lo mejor no ayuda mucho; es el seguimiento de las energías limpias, hay que recordar que México, como punto número uno, fue aceptado dentro de la Agenda 20-30 de objetivos de desarrollo de la ONU, y el objetivo número siete son las energías sustentables, y ya vemos que ha habido amparos y una serie de cosas porque el mundo va para ese lado y no para los monopolios o energías que pueden ser contaminantes; hay resistencia en esa parte, además se ha generado confusión que todo pareciera que es político cuando no es así, son temas de resistencia por energías limpias, de contaminación; a la hora que entró Greenpeace, marca que es un tema de medio ambiente.

¿Cuál es su propuesta sobre este tema? Estamos todos en el mismo canal. Desde antes de la pandemia hay que recordar que México ya iba decreciendo de un dos por ciento a un menos dos por ciento, y siempre dijimos “necesitamos dar señales de confianza”, hubo iniciativas de golpear muy feo al sector industrial, una de ellas fue el etiquetado (de alimentos), sobre todo las formas, en cómo construyeron el tema del etiquetado, algo que se pudo haberse hecho en dos años, lo hicieron en tres meses. Han sido una serie de iniciativas que han golpeado muy fuerte al sector productivo.

¿En estos temas, de qué manera ayudaron las reuniones con el senador Ricardo Monreal? El senador Monreal, hay que reconocerlo, ha sido muy coherente e incluyente, siempre con la disposición de escuchar, eso vale oro para no tomar decisiones unilaterales, sino como representantes del pueblo; tienes que escuchar a un lado y otro para formar criterio, y él, en su trabajo parlamentario para tener una justa medida en la toma de decisiones.

¿Estos acercamientos motivaron una recomposición en la relación entre el Gobierno federal y el sector empresarial? No, la relación de Concamin la hemos llevado muy bien con el Presidente, no hemos tomado distancia, ha habido muy buena relación con todo el gabinete, no hay un día en el que no tengamos comunicación con alguna secretaría de estado. Vale mucho la pena insistir en que México, con un T-MEC modernizado, reforzado, pues urge una política industrial y políticas públicas que impulsen y faciliten el comercio internacional y la industria, que son los generadores de empleo; ahorita perdimos ya más de un millón de empleos por esta pandemia y lo que necesitamos casi 130 millones de habitantes es tener y crear cada año un millón de nuevas fuentes de trabajo; de no ser así, entonces naveguemos hacia la tormenta perfecta.

¿El presidente de Concamin será parte de la comitiva que acompañe al Presidente a Washington? No, nosotros vamos dar un seguimiento virtual porque están muy estrictas las condiciones ahorita, sobre todo por el tema de la pandemia, y deben ser reuniones con mucha distancia y muy pocas personas; se tomó la decisión de que acompañaremos virtualmente, como lo dijimos en una carta con nuestras contrapartes de esos países. Hay mucha expectativa sobre ese encuentro, porque hay que reconocerle al Presidente de México que tuvo el acierto de poner como interlocutor a Jesús Seade, él empujó mucho esa parte, porque yo no me imaginaría ni por tres segundos que México no tuviera un acuerdo comercial.