Sin acatar prevención, habitantes de Neza y Ecatepec

Ocupación de camas llega a 83% en CDMX; ésta la ubica en 65%

Reporta Secretaría de Salud federal 18% más de espacios empleados que el gobierno local para pacientes Covid; rebasa línea de seguridad

Paramédicos trasladan a paciente con Covid-19 desde Nezahualcóyotl, en agosto.
Paramédicos trasladan a paciente con Covid-19 desde Nezahualcóyotl, en agosto.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Frida Sánchez

Sólo dos de los 125 municipios del Estado de México acumulan 21 por ciento de casos de Covid-19: Ecatepec —que la semana pasada regresó al semáforo rojo, de alerta máxima— y Nezahualcóyotl, donde también se analiza el retroceso de fase epidemiológica. Al 12 de diciembre pasado, ambas localidades sumaron 24 mil 419 personas confirmadas con el virus.

Pese a la cantidad de contagios y el llamado de las autoridades a permanecer en sus hogares, el fin de semana continuaron las fiestas y tumultos en diversas zonas de los dos municipios.

Las autoridades de Ecatepec suspendieron al menos cinco festejos a la Virgen de Guadalupe y tres reuniones familiares sólo el sábado. Una de las celebraciones tuvo lugar en la colonia Fuente, donde las autoridades dispersaron a alrededor de 70 personas, muchas sin cubrebocas.

El fin de semana, el gobernador Alfredo del Mazo dio un mensaje a la ciudadanía para llamar a disminuir la movilidad y las actividades que generen riesgos de contagio; el mandatario estatal anunció que a partir de este lunes y durante las próximas dos semanas, todos los comercios cerrarán sus puertas a las 17:00 horas, esta medida incluye cines, museos, teatros, gimnasios y clubes, también parques, zoológicos y restaurantes.

Las actividades esenciales, como tiendas de autoservicio, operarán de manera normal, con un aforo máximo de 30 por ciento. Ante el repunte de contagios, a partir de la semana que inicia se harán más de 12 mil pruebas diarias.

En Ecatepec, la administración del alcalde morenista Fernando Vilchis optó por prohibir posadas y festejos decembrinos ante la emergencia. Mientras que en Nezahualcóyotl se aplicó la ley seca durante los fines de semana.

.Gráfico: La Razón de México

UN PROBLEMA DE LAS ZONAS MÁS POBLADAS DEL PAÍS. El aumento de casos de Covid-19 es patente en los estados que integran la Megalópolis, la región con más habitantes, cerca de 33 millones de ciudadanos.

Morelos, que la semana pasada regresó al naranja en el semáforo epidemiológico, presentó un aumento de 10 por ciento en los contagios entre el 29 de noviembre pasado y el domingo 13 de diciembre, al cambiar de 7 mil 761 a 8 mil 575 personas infectadas. El aumento, que mantiene al estado en riesgo de pasar a rojo, obligó a las autoridades a extremar medidas, como la reducción a 30 por ciento del aforo en comercios y restaurantes.

En Hidalgo, la escalada fue de 11 por ciento en las últimas dos semanas, y en Querétaro, de 21.9, la más alta en la región, al pasar de 22 mil 22 casos de Covid-19 a 26 mil 861, ayer.

En Tlaxcala, los casos de la enfermedad se incrementaron 9.9 por ciento, con 903 nuevos registros en las últimas dos semanas. Y en la vecina Puebla (al 10 de diciembre) el aumento fue de 5.21 por ciento, de acuerdo con información de las secretarías de Salud locales.

De acuerdo con autoridades sanitarias de la Federación, entre los estados que integran esta región suman 42 mil 403 de los 66 mil 994 casos activos que actualmente tiene el país, es decir, 63.82 por ciento de los contagios con capacidad de infectar a otras personas.

Aún frente a este contexto de emergencia. En Puebla, aunque con aforo reducido, se reportó que algunas Iglesias sí ofrecieron misas debido a la celebración del 12 de diciembre, al igual que en Hidalgo, donde feligreses acudieron a La Villita, el templo en Pachuca donde se le rinde culto, a partir de las 08:00 horas del sábado, aunque con sana distancia y cubrebocas. Lo mismo en Tlaxcala, donde se reportaron festejos, quema de cohetes y fiestas con alcohol, pese a las instrucciones de las autoridades federales y locales.