En Italia, donde decesos subieron 275%, la padecen 4 mil mexicanos

En Italia, donde decesos subieron 275%, la padecen 4 mil mexicanos
Por:

Oriundo de Autlán, Jalisco, Alberto Alonso Pelayo lleva seis años viviendo en Milán, Italia, nación en la que se decretó cuarentena por los contagios de Covid-19; sin embargo, él planea tomarse las cosas con calma y no caer en pánico.

“No he tenido acercamiento con la embajada o algún consulado; de hecho, yo vivo acá desde 2014 y nunca he tenido contacto con ellos. Sé que si tengo algún problema (de salud), en lugar de la Embajada, mejor voy a un hospital para enfrentarlo. De tenerlo, no buscaré regresar a México; no quiero contagiar a mis compatriotas y menos, a mi familia”, cuenta desde la zona de departamentos de Ísola, donde reside.

Te puede interesar: “Hipócritas y lambiscones”, recrimina Muñoz Ledo a diputados de Morena

El último reporte del Instituto de Mexicanos en el Exterior (IME), dependiente de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), reporta que en Italia viven aproximadamente cuatro mil 211 mexicanos, principalmente de la Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Estado de México, Puebla, Yucatán, Zacatecas, Michoacán y Guanajuato.

Desde hace tres días, Alberto Alonso se encuentra encerrado en su habitación, sin contacto con la gente, pues las recomendaciones fueron evitar contacto con otras personas o salir a las calles mientras dura la emergencia sanitaria. Sólo deja su hogar para abastecerse de alimentos y enseres; aunque en estos días, dice, no ha encontrado gel antibacterial o cubrebocas, pues las compras de pánico han dejado los estantes vacíos en las farmacias.

“De alguna manera nos alteramos cuando hay gente alterada y no quiero que eso me pase. No me quiero asustar y mejor lo trabajo de una manera responsable para no tomar decisiones apresuradas y erróneas. Tengo tres días sin salir; sólo voy a hacer compras y a tomar aire porque no estoy acostumbrado a estar encerrado”, explica.

“No he tenido acercamiento con la embajada o algún consulado. Si tengo algún problema (de salud) no buscaré regresar a México; no quiero contagiar a mis compatriotas y menos, a mi familia”

Alberto Alonso Pelayo

Mexicano radicado en Italia

Gimnasios, bares, restaurantes y tiendas fueron cerrados desde el lunes, lo que también afecta al turismo.

“En mi entorno todo está vacío, mucha gente se fue de Milán y los que no, se encerraron en sus casas, como yo”.

Desde la ventana de su habitación, sólo puede ver calles vacías y un ambiente de miedo y tensión en lo que hace unos días era movimiento y convivencia. “Vivo arriba de un bar muy conocido; al menos con eso me divertía. Ahora está cerrado.

“Yo me voy a quedar aquí, independientemente de lo que suceda y hasta que pase la cuarentena. Estoy tomando las medidas necesarias para que no me pase nada. Yo normalmente me muevo en bicicleta y me pongo cubrebocas para no respirar la contaminación; ponérmelo me hace sentir seguro, además de lavarme las manos constantemente”, asegura.

Alberto Alonso no tiene síntomas de coronavirus; no obstante, sus defensas están bajas, por lo que, en lugar de trasladarse a la ciudad de Bérgamo —a una hora de Milán—, prefiere trabajar desde casa.

“La mejor manera de llevar esta situación es con tranquilidad, y quiero que mi familia y amigos se tranquilicen, porque a pesar de que es un programa grave, necesitamos tomarlo con calma”, enfatiza.