Presas con menos de 50% de llenado

Agua no falta, sino inversión durante 15 años por obras pospuestas: expertos

Urge infraestructura, pero también concientización, ahorro y reutilización del líquido; 70% del país, en riesgo de colapso hídrico, señala UNAM

Mujer rellena sus tambos con agua en Ecatepec, el pasado 2 de febrero.
Mujer rellena sus tambos con agua en Ecatepec, el pasado 2 de febrero.Foto: Especial
Por:
  • Sergio Ramírez

Al asegurar que México no atraviesa por un problema de escasez de agua, sino de desabasto por la falta de planeación a largo plazo, expertos en materia hídrica plantearon a las autoridades “agarrar el toro por los cuernos” e implementar, de manera urgente, programas más efectivos de inversión en infraestructura, así como de concientización a la sociedad de cuidar y reutilizar el vital líquido.

Sin embargo, reconocieron que por más presupuesto que sea destinado al mejoramiento de las tuberías para evitar fugas de agua, ayudar a los ciudadanos a sustituir sus regaderas y depósitos de los baños por unos ahorradores, el problema no se solucionará en lo inmediato, sino que tardará cuando menos 10 a 15 años.

Datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) establecen que el desabasto de agua está poniendo en situación de colapso hídrico a más del 70 por ciento de la República Mexicana y 23 estados ya enfrentan una crisis severa por falta de agua, debido a la disminución de las lluvias durante el 2023, como no había ocurrido en los últimos 15 años.

No vivimos un problema de escasez de agua, vivimos un problema de desabasto de agua por una mala gestión histórica y estructural que tenemos, por un centralismo que hemos padecido en este país

Daniel Salazar, Presidente de la asociación Unidad de Gestión para el Desarrollo Sustentable

Daniel Salazar, presidente de la asociación Unidad de Gestión para el Desarrollo Sustentable, dijo que uno de los graves problemas que se padecen hoy es la falta de visión en la gestión adecuada del agua y el centralismo que aqueja a nuestro país, lo cual provocó que en lugar de realizar un manejo sustentable, se atendiera la demanda en función del crecimiento poblacional.

“Sin duda el tema presupuestal es importante, aunque también hay que decirlo: por más que se aplique presupuesto en este momento, el doble si quieres, no por eso ya vamos a resolver el problema en corto plazo la crisis de desabasto. Va a ser un tema de inversiones sostenidas en al menos 10, 15 años”, declaró a La Razón.

Gráfico
Gráfico

Agregó que, en lo inmediato, la responsabilidad de la autoridad es comenzar a controlar la demanda de agua, pues hay zonas donde las personas requieren 800 litros al día per cápita y, en contraste, hay zonas que no llegan a la posibilidad de utilizar 20 litros al día.

Otro problema son las fugas de agua que se presentan, pues tan sólo en la capital mexicana, en el periodo de enero a noviembre del 2023, se registraron 11 mil 138 fugas, lo que significó un promedio de entre 40 y 50 diarias, según datos del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex).

El Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM expuso que, de los 63 metros cúbicos por segundo que llegan a la Zona Metropolitana del Valle de México, 21.5 metros cúbicos se desperdician en fugas.

Tenemos que invertirle más al tema, voltearlo a ver. Esta crisis que empieza a hacerse más visible ya tiene varios años, pero se empieza a ver por la situación de la CDMX, lo que pasó en Monterrey, en las grandes ciudades

Jessica Hernández, Gerente de asuntos hídricos del WRI

“Buena parte de la pérdida tiene que ver con fuga intradomiciliaria, entonces ahí el Gobierno tiene que aplicar un programa más agresivo; hay 75 cuadrillas para atención y reparación de fugas por parte del Sistema de Aguas de la CDMX”, indicó Salazar Núñez. Agregó que “no vivimos un problema de escasez de agua, vivimos un problema de desabasto de agua por una mala gestión histórica y estructural que tenemos, por un centralismo que hemos padecido en este país”.

Apuntó que, como se hizo en los años 80, debe realizarse un cambio masivo de cajas de WC de 20 por seis litros, o de regaderas que en lugar que sean de 10 litros por minuto, una de 3.7 a cuatro litros, donde el gobierno otorgue los incentivos económicos de ahorro.

Jessica Hernández, gerente de asuntos hídricos del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), coincidió en que el agua no se está acabando en el país, sino simplemente se presentan eventos climatológicos cíclicos que obligan a estar mejor preparados, aunado al incremento de la población, las industrias y más producción de alimentos.

“Tenemos que invertirle más al tema, voltearlo a ver. Esta crisis que empieza a hacerse más visible ya tiene varios años, pero se empieza a ver por la situación de la CDMX, lo que pasó en Monterrey, en las grandes ciudades (…) Es importante empezar a invertir en muchos sentidos: en tecnología nueva, infraestructura, campañas de concientización y tecnología en el campo”, declaró.

Oposición exige al Gobierno activar el bono catastrófico

Ante la crisis por la falta de agua en el país, partidos de oposición demandaron al Gobierno federal activar el bono catastrófico y reasignar recursos federales para atender la emergencia.

El bono catastrófico que México emitió en el 2020, a través del Banco Mundial (BM), ofrece una cobertura de 485 millones de dólares (unos 8 mil 250 millones de pesos) y fue activado el año pasado, frente a los daños causados por el huracán Otis en Acapulco.

Los partidos de oposición criticaron la falta de acciones de las autoridades federales en contra del cambio climático, al asegurar que se ve el desinterés cuando se le quitan recursos a la protección al medio ambiente y se orientan a otros proyectos no prioritarios, como el sistema de trenes.

Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, dijo a La Razón que son varios los temas a los que no se les ha puesto atención en esta administración, como el desabasto de agua y la sequía, que ya está causando estragos en el territorio.

“Es evidente que no hay interés, no sólo para lo que tiene que ver con el cambio climático para atender el medio ambiente y la falta de agua, sino para todo lo que tiene que ver con la crisis por sequía que está afectando a todos los estados del país”, explicó el perredista.

Aseguró que “es claro que no les interesa” el tema del cuidado al medio ambiente, sino que su obsesión es sacar adelante los proyectos prioritarios del Gobierno federal, sean o no de prioridad para la gente, pues dijo que para el Presidente Andrés Manuel López Obrador cobra mayor relevancia una obra que mitigar los efectos que nos está dejando el cambio climático.

“Efectivamente no le interesa el cambio climático, pues se tiene como fin mejor poner en marcha el sistema ferroviario, aunque la crisis del agua o la sequía es mucho más importante para la gente”, agregó.

Advirtió que las autoridades deben reasignar urgentemente recursos para atender lo que está pasando en el país, y lo que se viene en las siguientes semanas, debido a que es un panorama muy negativo para el país.

Para la secretaria general del PAN, Noemí Luna, no hay ningún interés del Gobierno federal por temas relacionados con la sustentabilidad o cuidados ambientales, pues las últimas discusiones del presupuesto “han sido una pantomima” que a final de cuentas se aprueba tal y como lo manda el Presidente.

Sostuvo que el país va en retroceso en combate al cambio climático y la protección al medio ambiente, debido a que sigue sin haber recursos para mitigar y prevenir las consecuencias.

La panista agregó que si bien el Fondo Nacional para Emergencias (Fonden) sigue existiendo, pero con nuevas reglas de operación, ya que dejó de ser un fideicomiso del Gobierno federal, se deben dar recursos a los estados que lo requieran por alguna emergencia.

“Al momento no sabemos dónde están estos recursos, pues es el Ejecutivo el que los centraliza y se forma un fondo opaco”, señaló.