En comisiones en San Lázaro

Este jueves, dictaminan outsourcing; el 14 de abril, Ley de Hidrocarburos

La Comisión del Trabajo sesionarán este miércoles para dictaminar la reforma al outsourcing; la Comisión de Energía sesionara el  14 de abril para dictaminar la Ley de Hidrocarburos

camara-de-diputados
Los integrantes de la Comisión del Trabajo sesionarán este miércoles para dictaminar la reforma que busca regular el outsourcing.Foto: Cuartosocuro
Por:
  • Antonio López

Los integrantes de la Comisión del Trabajo sesionarán este miércoles para dictaminar la reforma que busca regular el outsourcing.

Tal y como lo adelantó La Razón, hoy sostuvieron un encuentro privado para definir la ruta crítica de la iniciativa, y acordaron votarla mañana mismo en punto de las 14:30 horas.

El proyecto viene con una serie de adendas en las que se anexaron los acuerdo firmado el lunes entre autoridades del Gobierno federal, empresas y sindicatos, para migrar a esquemas de trabajos formales en un plazo de tres meses, así como para crear nuevas modalidades para el cálculo de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU).

Se prevé que el proyecto sea avalado por consenso, toda vez que se pospuso desde el mes de diciembre por inconformidad de la oposición y del sector empresarial, quienes de comprometieron a generar propuestas en la materia a cambio de que la minuta fuera discutida hasta 2021.

Tras el acuerdo firmado en Palacio Nacional, se estima que mañana mismo sea avalado, y el próximo martes 13 de abril se discuta en el pleno.

Sin cambios, Ley de Hidrocarburos va para el 14 de abril

Esta misma tarde, los integrantes de la Comisión de Energía determinaron sesionar el próximo miércoles 14 de abril a las 11:00 horas, para dictaminar el proyecto presidencial para reformar la Ley de Hidrocarburos.

La propuesta, que busca revocar permisos a los concesionarios no tuvo modificaciones, pese a las recomendaciones de los expertos, quienes advirtieron una redacción poco clara que puede derivar en una ola de amparos.

La iniciativa de Andrés Manuel López Obrador permite a la Secretaria de Energía y la Comisión Reguladora de Energía suspender los permisos “cuando se prevea un peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía nacional”.

Ese término fue calificado por los expertos como ambiguo y sumamente amplio, por lo que recomendaron modificarlo por uno más concreto, cosa que no ocurrió.

También prevé que serán ser sujetos de sanción las empresas que no demuestren contar con suficiente capacidad de almacenamiento que determine la Secretaría de energía.

En ese apartado también pidieron claridad sobre la capacidad que se requiere.

Además, ordena señala que la Secretaría de Energía resolverá las peticiones de permisos en un plazo de 90 días, y si en ese periodo no se otorga, se entenderá como "negativo".

Según la propuesta las suspensiones tendrán la duración que la autoridad determine, mientras que el permisionario podrá solicitar dar marcha atrás a la sanción “cuando demuestre que las causas que la ocasionaron ya fueron subsanadas o erradicadas, o han desaparecido, siempre y cuando la causa no tenga origen en un acto ilícito en la comercialización y/o Transporte o alteración de los componentes del combustible”.