Conmemoran el “Día Mundial del Refugiado"

México se ha convertido en un país de asilo para refugiados, asegura ACNUR

ACNUR considera que los migrantes ven que México "puede ser un país de éxito"; Encinas informa que se están superando los registros de solicitantes de asilo

niños migrantes
El incremento en solicitudes de asilo muestra que la pandemia de Covid-19 provocó una "tragedia humanitaria", señala Encinas.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Jorge Chaparro

México se convirtió en un país de asilo y refugio para migrantes que escapan de sus lugares de origen en busca de una mejor oportunidad de vida, destacó el representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en este país, Mark Manly.

“Las autoridades del del país que lo dicen de una forma muy clara, que México sí es un país de asilo y también lo vemos día a día, porque escuchamos a las personas que llegan a la frontera sur, llegan a los aeropuertos porque tienen claro que en México pueden tener opciones y ven que México puede ser un país de éxito”, consideró Mark Manly al presidir la ceremonia conmemorativa por el “Día Mundial del Refugiado”.

En la misma ceremonia el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, dio a conocer que México está superando los registros de personas que solicitan asilo.

“Con los registros que van al mes de junio, ya para estas fechas estaremos rebasando las 50 mil solicitudes de refugio de nacionalidades muy diversas no solamente, como ha sido tradicional, de Honduras, de Guatemala y el Salvador.

"Sino que tenemos cifras crecientes de otras nacionalidades como de Haití, Nicaragua, Venezuela, Colombia, pero también nacionalidades extracontinentales que han venido incrementándose de manera muy significativa”, dijo Encinas Rodríguez al acudir con la representación de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Agregó que este incremento en el número de solicitudes de asilo muestra que la pandemia de Covid-19 provocó una "tragedia humanitaria" en muchas regiones del continente americano.

“Esto da cuenta no solamente de la profunda tragedia humanitaria que ha representado la pandemia en muchas regiones del sur del continente, sino que también, lamentablemente de las afectaciones a los derechos de muchas personas que se ven obligadas a salir de su país ya sea por la violencia delictiva, por la persecución política, por los desastres naturales, por el cambio climático, pero también de manera particular, de la pobreza, la migración y la falta de oportunidades”, concluyó Alejandro Encinas.