SRE ve opción en programa de trabajadores temporales

México y EU, por orden en migración; Jacobson advierte: la frontera está cerrada

Canciller Ebrard y coordinadora fronteriza se reúnen para delinear política; en la mesa, invertir en desarrollo de países que expulsan migrantes; exembajadora busca disuadir a centroamericanos de emprender el viaje: “no vengan, manténganse a salvo”; alerta por Covid y por “coyotes”

3
La coordinadora de asuntos fronterizos de EU, Roberta Jacobson, y el canciller Marcelo Ebrard, ayer.Foto: Especial
Por:
  • Otilia Carvajal

Autoridades de México y Estados Unidos se reunieron para abordar mecanismos hacia una migración ordenada que garantice los derechos humanos, principalmente de menores de edad, un programa de trabajos temporales y medidas para mitigar las causas que originan los desplazamientos desde Centroamérica.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó en un comunicado, que el canciller Marcelo Ebrard Casaubón y la coordinadora de asuntos para la frontera sur de Estados Unidos, Roberta Jacobson, participaron en dos de las tres reuniones que calificó de “cordiales e interesantes”.

“Si perseveramos y actuamos en conjunto, les dijimos, podemos lograr que estos países y el sur de México tengan otro futuro, tengan otras posibilidades, que nadie tenga que migrar por pobreza, por inseguridad, por desesperanza, sino que lo haga, quien lo quiera hacer, por opción, como una alternativa, como una opción que puedas elegir y no algo que te imponen las condiciones adversas en las que vives”, dijo Ebrard posteriormente.

En los encuentros, la delegación mexicana puso como tema eje su interés por consolidar un programa de trabajadores temporales con el diseño de un plan de visas temporales de trabajo para que mexicanos y centroamericanos puedan emigrar legalmente.

La propuesta se retomó luego de la comunicación que tuvieron los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Estados Unidos, Joe Biden, el pasado 2 de marzo, en la que se solicitó al vecino del norte hacer un análisis de cuántos trabajadores requiere su economía.

Gráfico

Funcionarios del gobierno de México confiaron a este diario que percibieron una apertura en la delegación de Estados Unidos para escuchar las posiciones enfocadas a promover el desarrollo entre ambos países.

El tema también fue promovido por López Obrador el 2 abril de 2020 al entonces presidente Donald Trump, cuando por las afectaciones causadas por el Covid-19 en Estados Unidos, el Presidente ofreció enviar trabajadores mexicanos para labores temporales en el campo, construcción y servicios. “Ellos están atravesando por una situación muy difícil y es parte de la solidaridad de México siempre, y lo haríamos”, dijo en aquella ocasión.

Nuestro país ha promovido programas similares, como el llamado “Bracero”, que se acordó al término de la Segunda Guerra Mundial, que consideraba solamente jornaleros agrícolas, aunque la propuesta a Biden incluye todo tipo de sectores, con el otorgamiento de visas a unos 800 mil trabajadores al año, de acuerdo a asistentes que participaron en estas reuniones.

Otro asunto de la agenda bilateral que se abordó en el encuentro de este martes es el de la reunificación familiar, así como lo migración de infantes no acompañados, por lo que hubo un énfasis en el tema de los derechos humanos para garantizar su seguridad en territorio estadunidense.

La relación que nosotros tenemos con Estados Unidos es de respeto mutuo y le agradecemos mucho (...) que no interfiera y no violente nuestros principios

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

En un segundo encuentro, la delegación de Estados Unidos acudió con representantes de la SRE, la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU (Cepal).

Ahí, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, presentó el proyecto elaborado por agencias de la ONU, en conjunto con los Gobiernos de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, y abundó en los 15 programas temáticos en materia de desarrollo económico, bienestar social, combate al cambio climático y gestión integral del ciclo migratorio.

En una tercera reunión, los funcionarios de la delegación de Estados Unidos dialogaron con autoridades de la Cancillería y representantes del Instituto Nacional de Migración (INM) acerca de los retos del diseño de un modelo migratorio que proteja los derechos humanos.

El titular de la SRE aclaró que aún no se ha llegado a un punto específico sobre el actuar en migración, pero aclaró que éste no era el objetivo del encuentro, sino intercambiar puntos de vista e información.

Si perseveramos y actuamos en conjunto, les dijimos, podemos lograr que estos países (los centroamericanos) y el sur de México tengan otro futuro

Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores

“En esencia es cómo podemos ponernos de acuerdo para que si en algo coincidimos los dos países, podamos emprender acciones efectivas en el corto plazo y en el mediano plazo. Tener una visión de hacia dónde queremos ir”, resaltó Ebrard.

Por su parte, Jacobson realizó un llamado a no viajar a Estados Unidos, ya que la frontera está cerrada y quienes lo intentan pueden ponerse en riesgo.

“No vengan a la frontera. La frontera está cerrada. Las personas que intentan viajar a Estados Unidos de manera irregular corren el riesgo de convertirse en víctimas de delitos y trata de personas. Es un viaje peligroso y los coyotes con los que se endeudan los migrantes son personas peligrosas”, advirtió en un mensaje la exembajadora de Estados Unidos en México.

La también asistente especial del presidente Joe Biden mencionó que debido a la pandemia de Covid-19, viajar y vivir en grandes grupos o campamentos aumenta el riesgo de contraer y transmitir la enfermedad.

Jacobson señaló que las personas debilitadas por el viaje son mucho más vulnerables al virus y “sé que muchos migrantes pueden estar soportando dolor y dificultades, pero debo enfatizar que la frontera de Estados Unidos está cerrada”.

Por ello, exhortó a la población migrante para quedarse en casa y esperar más información sobre el proceso de asilo en Estados Unidos. “No hagan el peligroso viaje”, agregó.

  • El dato: Legisladores de oposición aseguraron que pondrían lupa a los acuerdos para verificar que no se vulneren derechos humanos y llamaron a mejorar la estrategia para atender la migración.

NO ES REGAÑO

 Horas antes del encuentro, durante su conferencia matutina, el Presidente López Obrador descartó que éste tuviera como finalidad un regaño hacia México o negociaciones indignas, como aseguró que imaginan sus adversarios.

“Se equivocan, la relación que nosotros tenemos con Estados Unidos es de respeto mutuo y le agradecemos mucho al gobierno de ese país de que no interfiera y no violente nuestros principios constitucionales de política exterior”, aseguró.

Asimismo, el titular del Ejecutivo rechazó que el reforzamiento de México en la frontera sur para detener la llegada de migrantes de Centroamérica sea una acción a cambio del préstamo de 2.7 millones de vacunas contra el Covid-19: “No establecemos nosotros ese tipo de relaciones, la dignidad no se puede negociar; los principios no se pueden negociar”.