Uso comercial de elementos culturales

México exige que Zara retribuya a las comunidades indígenas por usar sus diseños

El llamado a Zara es por un vestido que "toma elementos de la cultura mixteca, del municipio de San Juan Colorado, Oaxaca"

Zara
México pide a marcas de moda internacionales que retribuyan a las comunidades indígenas por usar sus diseñosFoto: Reuters
Por:
  • Reuters .

México acusó a Zara y a otras dos marcas internacionales de moda de apropiarse indebidamente de diseños de comunidades indígenas del sur del país  y dijo que buscará que éstas sean retribuidas.

Esto se dió a saber luego de que la Secretaría de Cultura informara en un comunicado que se había puesto en contacto con Inditex, dueña de Zara, Anthropologie, de la estadounidense URBN brands, y Patowl, buscando una explicación sobre el uso comercial que estas marcas han hecho de patrones y elementos culturales de diversas comunidades oaxaqueñas.

El llamado a Zara es por su vestido identificado como "midi de escote pico y manga corta", el cual según la dependencia "toma elementos de la cultura mixteca, del municipio de San Juan Colorado, Oaxaca, donde el huipil tradicional forma parte de la identidad de las mujeres".

México pide a marcas de moda internacionales que retribuyan a las comunidades indígenas

No es la primera vez que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador pide rendir cuentas a grandes firmas por explotar comercialmente elementos distintivos de la cultura mexicana en creaciones que van desde ropa hasta sillas, como pasó en 2019 con la casa francesa Louis Vuitton.

La diseñadora venezolana Carolina Herrera y, más recientemente, la francesa Isabel Marant también se han enfrentado a los cuestionamientos de la Secretaría de Cultura.

El Gobierno informó que sostuvo una primera reunión con Marant en diciembre, previa disculpa pública de su parte. "Se propuso una ruta de trabajo en favor de los derechos colectivos de las comunidades indígenas, respecto al tema de moda ética", dijo entonces en un comunicado.

Las autoridades mexicanas han reiterado la importancia de que las marcas internacionales, especialmente las textiles, trabajen de la mano con las comunidades indígenas para diseñar nuevos mecanismos de trabajo donde ambas partes puedan salir beneficiadas.