Tras amenazas del CJNG

Ordena AMLO dar protección a Alfaro

El Presidente dio la misma instrucción para atender a la titular de la CNDH, Rosario Piedra; aseguró que estas amenazas se deben a que se están afectando intereses creados

Enrique Alfaro
Enrique Alfaro (centro), gobernador de Jalisco.Foto: Cuartoscuro
Por:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que ya existe la orden para que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) ofrezca apoyo al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, así como a la titular de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, tras darse a conocer que ambos han recibido amenazas por parte de grupos delicuenciales.

"Que se establezca comunicación con el gobernador de Jalisco y que de acuerdo a lo que él considere, nosotros ayudaremos en su seguridad, que podamos contribuir para su protección y que cuente con nosotros, y lo mismo en el caso de la presidenta de la CNDH", señaló.

Este jueves, se dio a conocer que el gobernador de Jalisco se encuentra bajo amenaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación, mientras que la titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, informó que también ha recibido diversas amenazas en su contra.

En conferencia de prensa, el mandatario insistió en que el incremento en amenazas por parte de la delincuencia organizada, se debe a que "se están afectando intereses creados".

"Hay cambios, hay transformación y hay algunos que se sienten afectados, y esto es normal cuando hay una transformación y es muy claro, no pactamos con la delincuencia, ni con la común, ni con la organizada, ni con la de cuello blanco, y tampoco hacemos acuerdos en lo oscurito con el gobierno de Estados Unidos y con sus agencias", puntualizó.

López Obrador dejó claro que en su gobierno "no protegemos a unos para perseguir a otros".

"Es la aplicación de la ley, con el principio liberal de que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie. Nada de que vamos a hacer acuerdos con un grupo para perseguir a otro o para apaciguar una región, no, hay una línea, una frontera, una raya divisoria, autoridad y delincuencia", insistió.

Sostuvo que la justicia en México "no se alcanzaba porque había contubernio, mandaban las bandas, compraban y cooptaban autoridades", pero aseveró que en su administración "el funcionario que se involucre en actos delictivos es denunciado y sancionado".

gi