Nuevo León

Papá de Debanhi: “burla”, nombrar a Orozco interino

Calificó como “inconcebible” que el Congreso del estado haya designado como gobernador interino al vicefiscal, Luis Enrique Orozco

Mario Escobar y Dolores Bazaldúa, padres de Debanhi, en protesta frente a la FGE, el pasado 21 de abril.
Mario Escobar y Dolores Bazaldúa, padres de Debanhi, en protesta frente a la FGE, el pasado 21 de abril.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Claudia Arellano

Mario Escobar, papá de Debanhi, la joven asesinada en Nuevo León en 2022, calificó como “inconcebible” que el Congreso del estado haya designado como gobernador interino al vicefiscal, Luis Enrique Orozco.

“Asignar a este señor es de verdad una burla, no sólo para nosotros como familia de Debanhi, sino también para Nuevo León. Si al frente de la Fiscalía no dio resultados, ¿ahora qué va a pasar si es gobernador?”, dijo a La Razón.

Escobar señaló que para él, “el proceso (relacionado con el asesinato de su hija) ha sido muy agotador, y frustrante”, y al enterarse de lo ocurrido en el Congreso, no sabía cómo actuar y es algo que le parece “inaceptable”, ya que “hasta el momento nadie se ha hecho responsable de estos hechos, y a nosotros esto sólo nos revive el dolor de la pérdida de nuestra hija”.

Mario Escobar, al igual que Dolores Bazaldúa, madre de Debanhi, se pronunciaron en contra de la reciente designación de Orozco, quien era vicefiscal estatal, y advirtieron que no consideran que ningún ciudadano de la entidad esté de acuerdo con el nombramiento, pues recordaron que hasta el momento no hay acusados ni detenciones por el caso, investigación en la que participó Orozco.

“Ya es un año y siete meses sin respuesta en nuestro caso, y el Congreso debe elegir una persona capaz, íntegra y capacitada para manejar al estado, una persona que tenga en mínimo tacto ante las situaciones que le ocurren a la ciudadanía”, dijo el hombre, quien exige que no den la espalada al caso de su hija, ni al de otras mujeres que igualmente no han recibido la justicia en Nuevo León.

La asignación del interino reabrió una herida para la familia de Debanhi y para asociaciones feministas, que recordaron que no fue una autoridad mexicana la que determinó que la joven había sufrido violencia al momento de su muerte, sino el perito guatemalteco Mario Nájera quien ratificó ante la FGR que la joven fue víctima de feminicidio.