Faltan herramientas, dice

Plan de la SEP para evaluar rezago educativo no es útil para docentes: IMCO

IMCO señala que el plan carece de recursos para acompañar a los docentes en el proceso de diagnóstico y remediación; propone que este ciclo escolar sea utilizado como un periodo de recuperación

Regreso a clases presenciales ciclo escolar 2021-2022
IMCO mencionó que hace falta una estrategia para sistematizar los hallazgos más allá de cada plantel.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) aseguró que el plan de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para evaluar el rezago educativo de los alumnos carece de herramientas que acompañen los profesores en el proceso de diagnóstico.

“No hay herramientas: faltan recursos para acompañar a los docentes en el proceso de diagnóstico y remediación, entre ellas capacitación, mediciones de habilidades socioemocionales y guías más detalladas para aprovechar los resultados”, resaltó.

Según el instituto, la SEP transfiere a los docentes la responsabilidad de diagnosticar los conocimientos y habilidades de los alumnos al regresar a clases presenciales sin contemplar acciones alternativas, como exámenes estandarizados, tal es el caso de la Evaluación de los Aprendizajes (Planea), que subsanarían las limitaciones de las evaluaciones que cada profesor realice.

Tras un análisis al plan, el IMCO mencionó que hace falta una estrategia para sistematizar los hallazgos más allá de cada plantel, por lo que sin ésta se limita el diseño de políticas públicas basadas en evidencia a nivel estatal o nacional, lo que se reflejaría en la falta de apoyos en la educación.

El instituto agregó una tercera observación: el hecho de que no se dará seguimiento al avance de los alumnos, pues la dependencia sólo contempla una evaluación al inicio del ciclo escolar, lo que hace imposible monitorear el impacto de las acciones de remediación en el aprendizaje educativo.

“Si México quiere formar alumnos competitivos, necesita una estrategia de largo plazo basada en datos, además de seguimiento constante para compensar el retraso académico”, precisó.

El organismo recomendó revisar ejemplos como los de Chile o Brasil, que pueden ser útiles para diseñar una estrategia más sólida, debido a que han usado tantos exámenes estandarizados como valoración a cargo del docente de grupo para medir el rezago educativo.

“La pérdida de aprendizajes es una de las secuelas más severas que ha dejado la pandemia y que pone en riesgo el futuro profesional del talento más joven. Es posible revertirla con acciones para garantizar los aprendizajes prioritarios de todos los estudiantes”, indicó el Instituto.

Por ello, propuso que este ciclo escolar sea utilizado como un periodo extraordinario de recuperación con acciones robustas de diagnóstico y atención académica, lo que implica que en más de una vez las escuelas apliquen evaluaciones y que la SEP incremente la capacitación, las herramientas y el seguimiento para acompañar a los docentes.

Finalmente, sugirió incluir evaluaciones estandarizadas de aprendizajes de los alumnos en la valoración diagnóstica, aprovechando la experiencia que se ha generado en México con pruebas nacionales, como Planea, e internacionales, como PISA.

EGC