"Decisión estratégica", aseguran

Sin repercusiones políticas, tardanza de AMLO por felicitar a Joe Biden: expertos

Sin repercusiones en relación bilateral, pero habrá afectación a imagen del Presidente en Estados Unidos, aseguran internacionalistas

joe-biden
Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos.Cuartoscuro / Archivo
Por:
  • Jorge Butrón

Expertos en política internacional aseguraron que la tardanza en la felicitación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, no tendrá repercusiones en la relación bilateral, aunque habrá afectación a su imagen en ese país.

“La imagen de Andrés Manuel López Obrador en Estados Unidos no se va a ver beneficiada luego de la tardanza; pero a él solo le importa cómo queda en México y no en ese país donde seguramente tendrá menos simpatías, es sólo eso”, destacó en entrevista con La Razón, Fernando Dworak, politólogo del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

El experto dijo que el Jefe del Ejecutivo no está pensando en el bien del país, sino en su propia narrativa, pero conforme fueron reconociendo los demás presidentes, él se fue quedando atrás. “Tenemos un potencial enorme para crecer en muchos sentidos, pero en vez de estar pensando en estas cosas, está pensando en su narrativa”.

Señaló que no habrá afectaciones en la relación, pues en otros casos los expresidentes no se han llevado bien y en otros sí, pero la relación bilateral va más allá de simpatías personas.

Por su parte, Francisco Jiménez Ruiz, politólogo de la UNAM, dijo que el mandatario federal se esperó hasta el último momento para hacer oficial la felicitación, y aunque no afecta legalmente su cumplimiento, su decisión fue meramente estratégica.

“Se esperó hasta el último momento y hay un cumplimiento, pero en términos políticos es otra cosa, pues se tardó. Fue una decisión estratégica y no debe haber una repercusión, aunque diversos sectores opinan lo contrario”, detalló.

El experto dijo que no habrá ninguna repercusión ya que no se pone en posición de ventaja o desventaja, sino que la decisión sólo fue pragmática y por ello, “seguramente no habrá repercusiones, pero si las hay, el Presidente va a cumplir lo que se mandate”.