Ssa no recomienda nanomoléculas de cítricos contra COVID-19

Enlista una serie de tratamientos cuya eficacia no ha sido comprobada para combatir la enfermedad viral; detalla los que están en proceso de estudio

cuartoscuro_760883_digital
Paciente con medicamentosFoto: Cuartoscuro
Por:

La Secretaría de Salud (Ssa) actualizó sus recomendaciones sobre el uso de fármacos para el tratamiento de COVID-19 y aclaró que, hasta el momento, no se ha probado la eficacia de ninguno de estos en alguna etapa de la enfermedad.

Entre ellos incluyó a las nanomoléculas de cítricos, famosas por ser las que usa la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para protegerse, según declaró ella misma, de contraer coronavirus.

"Es importante reconocer que no hay medicamentos, biotecnológicos, ni otras formas terapéuticas que hasta ahora hayan demostrado ser eficaces en cualquiera de las etapas de la enfermedad y, por tanto, que hayan sido aprobadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de México o la FDA de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration)", señala en un documento.

La dependencia detalló que no se recomienda el uso de los siguientes medicamentos: Arbidol, Oseltamivir, Ivermectina, Azitromicina, Nitazoxanida, Factor de trasferencia, Colchicina, Antioxidantes, Dióxido de cloro, ni nanomoléculas de cítricos. Algunos de estos, como el Oseltamivir, se utilizan para el tratamiento de influenza.

Medicamentos en estudio

Todos los medicamentos potencialmente benéficos para el tratamiento de la enfermedad deben llevarse a cabo bajo un ensayo clínico controlado, aprobado por los comités de ética e investigación de la institución donde se realicen.

Los que actualmente se encuentran en este proceso son Remdesivir, Favipiravir, Lopinavir/ Ritonavir, Cloroquina e Hidroxiclororoquina, Baricitinib (combinado con Remdesivir), Tocilizumab, Sarilumab, Anakinra, Plasma Convaleciente, Heparinas a diversas dosis.

Sobre la dexametasona, la Ssa recomendó su uso sólo bajo un estricto seguimiento de control de infecciones y que el paciente esté hospitalizado, con oxigenación suplementaria o ventilación mecánica. Y advirtió que no debe administrarse a personas con síntomas leves.

La dosis debe ser de 6mg al día durante 10 días. Si el paciente es dado de alta antes, el tratamiento se suspende. Además, se requiere el consentimiento de la persona, en el que se le expliquen los riesgos y beneficios de la dexametasona.

Tampoco se recomienda prescribir ningún medicamento para pacientes ambulatorios por SARS-CoV-2, excepto parecetamol, para el tratamiento de los síntomas.

olr