Miércoles 24.02.2021 - 11:21

Extraditan a un narcotraficante

"El Tío" fue detenido en una operación donde se involucró a Rafa Márquez y Julión Álvarez

“El Tío” fue detenido en 2017, en un mega operativo donde se logró congelar cuentas bancarias de al menos 21 personas, incluidos Rafa Márquez y Julión Álvarez

Captura de Pantalla 2021-02-07 a la(s) 12.58.11
Según las autoridades estadounidenses, Raúl Flores, alias “El Tío” operaba de forma independiente, pero tenía alianzas estratégicas con diferentes organizaciones criminalesEspecial
Por:

Raúl Flores Hernández, alias “El Tío”, fue extraditado este domingo a Estados Unidos acusado de ser líder de una organización criminal que por más de 25 años controló el tráfico de cocaína a ese país.

El Tío” fue detenido en agosto de 2017, en un mega operativo donde además se logró congelar cuentas bancarias de al menos 21 personas, incluido el futbolista Rafael Márquez y el cantante Julio César Álvarez Montelongo (Julión Álvarez); así como 42 empresas en México.

Entre los negocios que fueron asegurados se encuentran tiendas de deportes y recreación, salud y rehabilitación, restaurantes y bares, hospitalidad y turismo, juegos de azar y producción musical, la mayoría de ellas se ubicaban en Jalisco, aunque otras están en Michoacán, Sinaloa y Coahuila.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses Raúl Flores, alias “El Tío” operaba de forma independiente, pero tenía alianzas estratégicas con diferentes organizaciones criminales lo que le permitió operar desde los años 80 en Guadalajara Jalisco y en la Ciudad de México.

La detención de “El Tío” se produjo gracias a una investigación en la que participaron el Departamento del Tesoro estadounidense, la Agencia Antidrogas (DEA), Seguridad Nacional, Aduanas y Protección fronteriza de Estados Unidos, la Procuraduría General de la República, la Unidad de Inteligencia Financiera y la Secretaría de Hacienda.

Este operativo se llevó a cabo al amparo de una Ley conocida como Kingpin (Piedra angular) aprobada en 1999 por el Congreso estadunidense, mediante la cual se faculta al Departamento del Tesoro para congelar cuentas de empresas o personas relacionadas con drogas, sin importar el lugar en que se encuentren.

El entonces director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés), John E, Smith, calificó la detención de Flores Hernández "El Tío" como una de las más relevantes, pues había operado durante décadas gracias a su relación con diversos cárteles de droga y destacó el papel de la cooperación binacional. 

"Esta importante acción conjunta refleja la estrecha cooperación del gobierno de Estados Unidos con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley en México para detener el flujo ilegal de narcóticos y atacar y exponer a los capos de las drogas y a quienes facilitan sus redes financieras ilícitas", dijo el titular de la OFAC.

Dos años después de su detención, el Departamento del Tesoro ligó a Raúl Flores “El Tío”, con una organización criminal ligada con el exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda junto con Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho” y Héctor Beltrán Leyva “El H”. En esa investigación se involucró a la esposa y los dos hijos del exmandatario.

Desde diciembre de 2006, cuando inició el periodo presidencial de Felipe Calderón y hasta febrero de 2020 ya en la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, México ha extraditado a mil 60 personas.

En el sexenio de Felipe Calderón se extraditó a 577 personas a Estados Unidos, en promedio ocho personas cada mes; con Enrique Peña Nieto fueron extraditados 400 presuntos delincuentes acusados de diversos delitos, es decir, 5.5 en promedio mensual. 

Mientras que hasta febrero de 2020 el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador había concedido la extradición de 83 personas, es decir un promedio similar a su predecesor de 5.5 individuos por mes.