Denuncia UIF al Apóstol y su iglesia ante la FGR por delitos fiscales

Trianguló líder de La Luz del Mundo más de 900 mdp en 10 países; le cae la UIF

Evade a Hacienda y deposita en bancos donativos como organización religiosa, pero cobra intereses; transfiere dinero a paraísos fiscales y compra inmuebles y autos de lujo con empresa fantasma; presentan 5 denuncias contra Naasón García

3
Naasón Joaquín García está acusado de trata de personas y pornografía infantil.Foto: AP (Archivo).
Por:

A través de cinco organizaciones religiosas, empresas fachada y depósitos en paraísos fiscales, Naasón Joaquín García, líder de la Luz del Mundo, lavó durante al menos ocho años recursos por más de 900 millones de pesos, en transferencias a diez países, compra de inmuebles en diversos estados del país y autos de lujo, sin haber pagado nunca impuestos, con esquemas similares para la comisión de probables delitos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

De acuerdo con un documento de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en poder de La Razón, el líder religioso, identificado como El Apóstol, operó la triangulación de recursos por medio de una inmobiliaria y otra empresa “fantasma” para el pago de bienes o servicios, como la compra y venta de inversiones, de inmuebles, terrenos, además de vehículos de lujo con blindajes “que no son acordes al perfil y objeto de las organizaciones religiosas y que intentan hacer pasar como donativos en efectivo en el ejercicio de su fe”.

Por ello, la UIF presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) cinco denuncias en contra de la Iglesia de La Luz del Mundo y su líder, por lavado de dinero y delitos fiscales. El organismo dijo que esta asociación religiosa ha generado riqueza de manera presuntamente ilegal, al cometer delitos fiscales y realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita

De acuerdo a la UIF, sólo Naasón Joaquín cuenta con seis cuentas a su nombre en cuatro bancos, de los que se han emitido 74 cheques por 8 millones 140 mil 581 pesos de 2015 a 2018, además de haber percibido más de 14 millones 128 mil 051 pesos provenientes de las cinco asociaciones religiosas de las cuales es apoderado legal.

Las OSFL religiosas son vulnerables al uso indebido por parte de grupos de la Delincuencia, incluyendo los terroristas, ya que con frecuencia están sujetas a muy poca supervisión por parte de las autoridades y cuentan con mayores beneficios fiscales por la mayoría de los gobiernos

Unidad de Inteligencia Financiera, Reporte

En su documento, la Unidad de la SHCP señala que dichas organizaciones sin fines de lucro (OSFL), con la denominación de Actividades Religiosas, “son vulnerables al uso indebido por parte de grupos de la delincuencia, incluyendo los terroristas, ya que con frecuencia están sujetas a muy poca supervisión por parte de las autoridades y cuentan con mayores beneficios fiscales por la mayoría de los gobiernos”.

Aunque aclaró que del análisis del caso no se desprende que dichas organizaciones hayan sido utilizadas para el financiamiento al terrorismo, advirtió que “existe esta posibilidad, dada la vulnerabilidad de dichas estructuras jurídicas y las características que las envuelven”.

Los recursos que fueron depositados en instituciones bancarias a nivel nacional para las cinco organizaciones suman poco más de 928 millones 562 mil 586 pesos de 2011 a 2019, mismos que fueron hechos pasar por donativos. Mientras que en transferencias desde los bancos a países como Estados Unidos, España, Chile, Ecuador, Francia, Guinea Ecuatorial, Honduras, Hong Kong, Polonia y Uruguay, se hicieron por 49 millones 374 mil 639 pesos.

Las operaciones consistían en realizar inversiones financieras con los donativos que recibían, con la finalidad de que el banco también les pagara intereses, inversiones que no fueron declaradas ante la Secretaría de Hacienda. Además, hubo omisión al no enterar que los réditos que ofrecían esas instituciones eran gravables o deducibles para efecto del pago de impuestos.

Además, dijo la UIF, las transferencias financieras que realizó La Luz del Mundo fueron por altos montos, y estaban dirigidas a personas físicas y morales que no tienen relación con las actividades que presuntamente realizan las organizaciones religiosas que no tienen fines de lucro.

Gráfico

Los 53 inmuebles comprados se encuentran en Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán. Además, las transferencias en pesos, dólares, euros y libras, se hicieron a través de 23 bancos en México y el extranjero.

Otro dato, es que la empresa inmobiliaria donde el líder de La Luz del Mundo es accionista tenía dos cuentas bancarias en 2017, donde recibió 16 depósitos por un millón 240 mil 61 pesos, que provienen del pago de un terreno de una de las organizaciones religiosas que encabeza el mismo Naasón Joaquín García; esto es, que se autocompró inmuebles. Esa organización, entre los ejercicios fiscales 2014 y 2018, reportó ingresos por 29 millones 980 mil pesos.

También, se detectó la emisión de 960 cheques a diferentes personas morales y físicas, pagos millonarios a tarjetas de crédito y constantes movimientos financieros entre cuentas, retiros o depósitos en ocho años de operación de las organizaciones.

Por esta razón, la UIF resolvió que las organizaciones religiosas sin fines de lucro ingresaron al sistema financiero, desplegando conductas ilícitas para ocultar su origen, propiedad y destino, además de beneficiar a sus líderes a través de recursos de procedencia ilícita y utilizando el sector religioso como fachada para sus negocios y evasión de impuestos.

  • El dato: El apoderado, líder y apóstol de La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, enfrenta en EU cargos por pornografía infantil, abuso sexual contra menores, tráfico y trata de personas.