Viernes 14.08.2020 - 12:34

Piden tomar precauciones

Alerta en China por contagio de peste bubónica, que mató a 100 millones en el siglo XIV

El gobierno activó la alerta de nivel 3, que se mantendrá hasta finales de este año; el objetivo es prevenir y controlar posibles brotes

China
Personas en Beijing, China, el 16 de mayo de 2020.Foto: AP.
Por:

Autoridades de la ciudad china de Bayannur (en la región cercana a Mongolia) reveló que un pastor fue ingresado en un hospital local en el que se le diagnosticó peste bubónica, una gripe ahora con poca presencia que en el siglo XIV mató a 100 millones de personas en Europa y Asia.

Por ahora, el paciente continúa aislado en un centro médico en el que está siendo tratado, y permanece "estable".

El gobierno activó la alerta de nivel 3, que se mantendrá hasta finales de este año para prevenir y controlar posibles brotes.

En un comunicado, la ciudad pidió a los ciudadanos que sean más precavidos ante el riesgo de que se produzcan infecciones de persona a persona, y reclamó también que no consuman animales que puedan causar contagios de esta enfermedad, como las marmotas.

Imagen ilustrativa de una marmota.

Asimismo, solicitó que se informe de cualquier caso sospechoso de peste, ya sean pacientes que desarrollen una fiebre alta sin motivo aparente o que mueran de forma repentina.

La Comisión Municipal de Sanidad también pidió a los ciudadanos que denuncien si encuentran marmotas u otros animales enfermos o muertos, y recordó que está prohibido cazarlos.

La mención específica de las marmotas podría estar relacionada con dos casos confirmados de peste en la vecina Mongolia la semana pasada.

En ese caso, dos hermanos fueron hospitalizados tras contraer la enfermedad después de ingerir carne de marmota.

Estos animales y otros pequeños mamíferos son portadores de pulgas infectadas por la bacteria Yersinia pestis, que provoca tanto la peste bubónica como la neumónica.

En el caso de la peste bubónica, los síntomas suelen aparecer tras un periodo de entre uno y siete días y, si no se recibe tratamiento con antibióticos, tiene una tasa de letalidad de entre 30 y 60 por ciento.

Actualmente, los tres países más afectados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), son Madagascar, República Democrática del Congo y Perú.

ntb