Brexit supera etapa uno, pero enfrenta más retos

Brexit supera etapa uno, pero enfrenta más retos
Por:

Durante una sesión en la Cámara de los Comunes, legisladores británicos aprobaron ayer una ley que permitirá a Gran Bretaña abandonar la Unión Europea el próximo 31 de enero, con un acuerdo de salida, con lo que pusieron fin a más de tres años de estancamiento sobre la separación.

La votación del proyecto de ley de Retirada de la Unión Europea terminó con 330 diputados a favor y 231 en contra. El plan implementa el acuerdo de salida acordado con la UE el año pasado. Eso permite al primer ministro, Boris John-son, pasar página a una de las crisis políticas más profundas en décadas.

Te puede interesar: Congreso aprueba resolución que limita poderes de guerra de Trump

El ministro encargado del Brexit, Stephen Barcla, expresó su beneplácito porque “llegó la hora de terminar el trabajo. Este proyecto de ley cumple con la voluntad de los británicos”, sin más vueltas.

La legislación ahora se dirige a la Cámara alta del Parlamento, donde se espera que se convierta en ley en las próximas semanas, esto, le dará suficiente tiempo a Reino Unido para que cumpla con la disposición a fin de mes con un acuerdo, para que no caiga su economía.

El Brexit convertirá a Reino Unido en país tercero, por lo que dejarán de aplicarse en su territorio las normas comerciales que rigen a miembros de la Unión Europea y se tendrá que conducir bajo las reglas generales de la Organización Mundial de Comercio, salvo que se llegue a un pacto diferente.

El pasado miércoles, el premier se reunió con la presidenta de la Comisión Europea, en Londres, la alemana Ursula von der Leyen, después de un discurso en el que ella expresó que será “sencillamente imposible” hacer acuerdos para finales de 2020, como quiere Johnson.

El líder británico, le recordó a Von der Leyen, que el acuerdo cuenta con algunas precondiciones: libertad para no coincidir con las normas comunitarias, independencia judicial, control de la pesca en aguas británicas y en inmigración.

Sin embargo, durante los últimos tiempos, los mercados financieros han sido seducidos por los giros y vueltas del divorcio, con sus negociaciones en Bruselas, los votos en el Parlamento y las fuertes derrotas para gobiernos inestables. Pero después de que Johnson convocó a elecciones anticipadas en diciembre pasado y luego ganó la mayoría al prometer entregar el Brexit a fines de enero, la incertidumbre sobre cuándo y cómo Gran Bretaña abandonará a la UE disminuyó.

Pero el tema principal de las próximas conversaciones es acerca de los acuerdos a largo plazo con la UE que comenzarán cuando finalice un periodo de transición, durante el cual Gran Bretaña seguirá sujeta a algunas dinámicas de la Unión Europea, al menos hasta fin de año.

Johnson insiste en que el acuerdo de libre comercio que desea puede negociarse a tiempo, pero sus homólogos de la UE no están muy convencidos.

El dato: El 29 de marzo de 2017, el gobierno del Reino Unido comenzó formalmente el proceso de retirada, al invocar el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, con permiso del Parlamento.

Los opositores de Johnson, quienes aseguraban dos situaciones contra el divorcio: que no permitirán el Brexit o que le darán al público otro referéndum, dicen que su enfoque corre el riesgo de caer al abismo, sin una resolución.

Sin embargo, Von der Leyen indicó que, incluso si un acuerdo completo no puede negociarse, las partes más importantes se priorizan. Entre tanto, Johnson continúa su agenda para avanzar en nuevas negociaciones con países aliados.