Sábado 28.11.2020 - 16:28

Avanza la pacificación en Latinoamérica

Evo agradece a AMLO por salvarle la vida; su candidato gana y concita apoyo unánime

Expresidente de Bolivia (foto al ponerse el cubrebocas) agradece refugio en México; su delfín, el tecnócrata Luis Arce, recibe el beneplácito de izquierdistas y de la OEA por su triunfo

Evo Morales
El expresidente de Bolivia agradece refugio en MéxicoFoto: AP
Por:

El exministro Luis Arce, conocido por muchos como el padre del “milagro económico” de Bolivia, se alzó con la presidencia del país en primera vuelta, según sondeos que parecen determinantes, llevando al socialismo nuevamente al poder.

Arce, de 57 años, se desempeñó como jefe de la cartera de Economía durante casi 12 años del Gobierno del expresidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales.

Con la promesa de volver a instalar los grandes planes de industrialización del gas natural y de los grandes yacimientos de litio y de diversificar la matriz productiva del país, Arce tendrá la tarea de recuperar la senda del crecimiento en momentos en que la región está fuertemente afectada por la pandemia del coronavirus.

El Banco Mundial estima que la economía de Bolivia, dominada por la agricultura y el gas, caerá alrededor de 6 por ciento este año después de más de tres décadas de crecimiento.

Simpatizantes de Luis Arce, candidato presidencial por el partido MAS, celebran ayer la victoria del candidato en La Paz.Foto: AP

“En toda esta jornada estamos recuperando la certidumbre, muy importante en la población, en el pueblo boliviano, para poder desarrollar todo tipo de actividades económicas, que beneficia a la pequeña, mediana y gran empresa, pero también al sector público”, sostuvo Arce el lunes en un discurso ante periodistas.

Nacido en La Paz, el presidente electo se graduó en Economía en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), la principal universidad pública de Bolivia, y luego obtuvo una maestría en la Universidad de Warwick, en Inglaterra.

Durante su gestión, Bolivia creció a un ritmo anual de 4,6%. Con la mirada puesta en la demanda interna como motor del crecimiento económico, Arce promovió la nacionalización de empresas estratégicas y el desarrollo de inversión pública y políticas redistributivas.

Gráfico

Por otro lado, Arce se mostró en contra de la producción ilegal de hoja de coca y del narcotráfico.

Si bien fue respaldado por Morales, quien se encuentra asilado en Argentina, Arce sostuvo que el expresidente debe resolver sus cuentas pendientes con la Justicia antes de considerar una posible participación en el nuevo gobierno del partido MAS.

Morales debió abandonar Bolivia el año pasado en medio de violentas protestas, luego de que fuera acusado de fraude en los comicios que ganó en octubre, cuando pretendía extender hasta 2025 su mandato iniciado en 2006. El expresidente considera que fue víctima de un golpe de Estado.

Mesa reconoce derrota

El expresidente Carlos Mesa reconoció su derrota en las elecciones presidenciales en Bolivia antes de que se conozcan los resultados y anticipó que ayudará a la gobernabilidad del próximo mandatario.

Quiero “reconocer que hubo un triunfador... con una distancia entre el primero y segundo que será difícil que se modifique en los cómputos oficiales”, dijo el líder centrista a quien los conteos no oficiales dan un segundo lugar sin opción a un eventual balotaje mientras los cómputos oficiales avanzan lentamente.

Mesa anticipó en una declaración que apoyará la gobernabilidad si el nuevo gobierno “reconoce voz a la oposición”, en alusión a los casi 14 años de mandato de Evo Morales (2006-2019) en los que prescindió de los opositores apoyado por su abrumadora mayoría en el Legislativo.

El secretario de la ONU, Antonio Guterres, alentó a “los lideres políticos y sociales a trabajar juntos” por la “democracia, los derechos humanos y la reconciliación nacional” del país.

A su vez, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador fue el primero en reconocer la victoria de Arce.

“Vamos a volver”, dice Evo Morales

El expresidente boliviano Evo Morales anunció sus planes de regresar a Bolivia pero advirtió que no tiene pensado asumir un puesto en el próximo gobierno que, según los resultados electorales preliminares, recaería en su delfín Luis Arce.

En una conferencia de prensa en Buenos Aires,Argentina, al día siguiente de las elecciones en las que Arce se habría impuesto con la mayoría de los votos, Morales también dijo que si Estados Unidos quiere retomar las relaciones diplomáticas con su país lo haga “con respeto”.

”Tarde o más temprano vamos a volver a Bolivia. Eso no está en debate... es cuestión de tiempo”, señaló el exmandatario, refugiado en Buenos Aires desde noviembre de 2019 luego de renunciar a la presidencia en medio de la convulsión que se produjo tras las elecciones generales en las que buscaba su cuarto mandato consecutivo y que fueron anuladas por denuncias.