En Argentina

Muere menor de 5 años; sus padres le dieron dióxido de cloro

La muerte ocurrió pocos días después de que una conductora bebiera en vivo agua con la sustancia; ella está demandada por "curandería"

Viviana Canosa
Viviana Canosa bebió en vivo dióxido de cloro, aseguró que oxigena la sangre; una semana después, se registró la muerte de un niño por beber la sustancia, proporcionada por sus propios padres. Foto: Youtube.
Por:

Un niño de cinco años falleció en Argentina, luego de que sus padres le dieran un litro de agua con dióxido de cloro, asustados por lo que creyeron era COVID-19.

Tras la muerte del menor, ocurrida, el viernes, se sabe que el niño no padecía la enfermedad y hay una conductora de televisión, Viviana Canosa, demandada por haber bebido la sustancia en vivo.

Si bien hay polémica sobre su responsabilidad directa en la muerte del menor, el diputado Mariano Mansilla anunció que denunciará penalmente a la conductora.

La presentadora incurre no sólo en una falta ética gravísima, sino que además a nuestro entender, su conducta es típica respecto a los ilícitos que se encuadran en los delitos contra la seguridad pública en este contexto especial de la pandemia del COVID 19

Mariano Mansilla

Mansilla presentará la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal de Buenos Aires y pedirá una investigación que permita deslindar las responsabilidades penales de Canosa por el "delito de curandería" o ejercicios ilegales de la medicina, penado en Argentina.

El niño no tenía COVID

Cuyén Aliwe Mieville Mazza, el nombre del menor,  vivía en un poblado llamado China Muerta, cerca de la localidad de Plottier, en Argentina. 

La zona es una comunidad hippie, donde la semana pasada Cuyén mostró signos de enfermedad gripal. Sus padres han admitido que le dieron un litro de agua con dióxido de cloro, temiendo que fuera COVID-19.

La autopsia realizada al niño confirmó que no tenía coronavirus y que su muerte obedeció a una falla multiorgánica. Se esperan los resultados de los estudios toxicológicos para determinar la ingesta o no de dióxido de cloro. La muerte está caratulada como “dudosa”.

La conductora se defiende

Por su parte, Canosa ha usado sus redes sociales para defender sus ideas; amenazó con demandar a quienes la han señalado por la muerte del menor, asegurando que laceran su libertad de expresión.

En sus tuits abundan las frases motivacionales que apuntan a que la gente debe ser libre y vivir su vida sin que otros les digan cómo vivir o comparte teorías conspiracionales sobre el poder de las farmacéuticas.

Su caso recuerda al del cantante Miguel Bosé en España, que llama a no usar el cubrebocas, o a la actriz Paty Navidad en México, quien asegura que el coronavirus no existe y es una conspiración del Nuevo Orden Mundial.

KA