Rusia y Ucrania exportan casi un tercio del trigo y la cebada del mundo

¿Cómo desencadenó la guerra entre Rusia y Ucrania una crisis alimentaria?

Amenaza con empeorar la escasez, el hambre y la inestabilidad política en los países en desarrollo

Las hostilidades rusas en Ucrania impiden que los cereales abandonen el “granero del mundo” y encarecen los alimentos en todo el mundo 
Las hostilidades rusas en Ucrania impiden que los cereales abandonen el “granero del mundo” y encarecen los alimentos en todo el mundo Foto: Especial.
Por:
  • La Razón Online /Associated Press

Las hostilidades rusas en Ucrania impiden que los cereales abandonen el “granero del mundo” y encarecen los alimentos en todo el mundo, lo que amenaza con empeorar la escasez, el hambre y la inestabilidad política en los países en desarrollo.

Juntos, Rusia y Ucrania exportan casi un tercio del trigo y la cebada del mundo, más del 70% de su aceite de girasol y son grandes proveedores de maíz. Rusia es el principal productor mundial de fertilizantes.

Los precios mundiales de los alimentos ya estaban subiendo, y la guerra empeoró las cosas, impidiendo que unos 20 millones de toneladas de cereales ucranianos llegaran a Oriente Medio, África del Norte y partes de Asia.

Las semanas de negociaciones sobre corredores seguros para sacar el grano de los puertos del Mar Negro de Ucrania han progresado poco, y la urgencia aumenta a medida que llega la temporada de cosecha de verano.

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN?

Por lo general, el 90% del trigo y otros granos de los campos de Ucrania se envían a los mercados mundiales por mar, pero los bloqueos rusos de la costa del Mar Negro los han detenido.

Parte del grano se desvía a través de Europa por ferrocarril, carretera y río, pero la cantidad es una gota en el océano en comparación con las rutas marítimas. Los envíos también están retrasados porque los anchos de vía de Ucrania no coinciden con los de sus vecinos del oeste.

El viceministro de agricultura de Ucrania, Markian Dmytrasevych, pidió ayuda a los legisladores de la Unión Europea para exportar más granos , incluida la expansión del uso de un puerto rumano en el Mar Negro, la construcción de más terminales de carga en el río Danubio y la reducción de la burocracia para el cruce de mercancías en la frontera polaca. .

Pero eso significa que la comida está aún más lejos de aquellos que la necesitan.

“Ahora hay que dar la vuelta a Europa para volver al Mediterráneo. Realmente ha agregado una cantidad increíble de costos al grano ucraniano”, dijo Joseph Glauber, investigador principal del Instituto Internacional de Investigación de Políticas Alimentarias en Washington.

Ucrania solo ha podido exportar entre 1,5 y 2 millones de toneladas de cereales al mes desde la guerra, frente a los más de 6 millones de toneladas, dijo Glauber, ex economista jefe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

El grano ruso tampoco sale. Moscú argumenta que las sanciones occidentales sobre sus industrias bancarias y de envío hacen imposible que Rusia exporte alimentos y fertilizantes y están ahuyentando a las compañías navieras extranjeras para que no los transporten. Las autoridades rusas insisten en que se levanten las sanciones para llevar el grano a los mercados mundiales .

Sin embargo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y otros líderes occidentales dicen que las sanciones no afectan a los alimentos.

avc