Por “una falta administrativa grave”

Primer ministro de Haití destituye a fiscal que pidió investigarlo por asesinato

El primer ministro de Haití destituyó al fiscal que pidió investigarlo tras la muerte del presidente Jovenel Moïse; Ariel Henry tuvo llamadas telefónicas con uno de los autores del crimen

Ariel Henry
El primer ministro de Haití, Ariel Henry es señalado de estar involucrado en el asesinato del presidente Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio de 2021.Foto: Especial/Reuters
Por:
  • La Razón Online

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, destituyó al fiscal Bed-Ford Claude, quien solicitó una investigación en su contra por el asesinato del presidente Jovenel Moïse, a dos meses del crimen en Puerto Príncipe.

Su separación del cargo, según un escrito dirigido al Tribunal de la capital del país, se debe a “una falta administrativa grave”, aunque no se especificó cuál fue la irregularidad que cometió en funciones.

Sin embargo, la decisión no sería una respuesta, sino una anticipación a la petición que el denunciante habría presentado ante el Tribunal de Primera Instancia para calificarlo como sospechoso del magnicidio, hecho por el que el jurista ya le había pedido una reunión urgente.

Según el Gobierno federal, el escrito del líder haitiano para remover a Claude está fechado el pasado 13 de septiembre, un día antes de que el aún fiscal dirigiera una carta al juez Garry Orélien, el segundo que encabeza el caso del asesinato de Jovenel, para abrir una investigación en contra de Henry.

Pero, debido a la ratificación del Consejo de Ministros, la decisión se notificó un día después, aunque se reportó que el implicado habría recibido en tiempo el informe de que quedaba fuera de la administración de Henry.

En tanto, en su último día en funciones, aprovechando que aún no se conocía su destitución, el también comisionado de Gobierno de Puerto Príncipe emitió una prohibición migratoria para evitar que el primer ministro abandonara el país, ya sea vía aérea o terrestre, al estar bajo sospecha.

Esto al argumentar que existe evidencia de presuntos vínculos graves en el delito de asesinato y su conexión con quien ordenó el homicidio de Moïse, identificado como el exintegrante del Ministerio de Justicia Joseph Félix Badio, con quien el inculpado, detalló, se habría comunicado vía telefónica el día del asalto a la residencia oficial. Incluso se reportó que la Oficina de Protección Ciudadana lo respaldaba, pues también buscaba actuar en contra de Henry y hasta demandó que la comunidad internacional dejara de apoyarlo.

Y es que en la misiva difundida por algunos medios en redes sociales, Bed-Ford Claude sostuvo que hay pruebas suficientemente comprometedoras que vinculan al funcionario con Félix Badio, quien continúa prófugo.

Gráfico

El jurista afirmó que, según los datos incriminatorios, Henry y el exfuncionario Badio sostuvieron al menos dos llamadas telefónicas horas después de irrumpir en la vivienda de Moïse, en donde se perpetró el crimen y en donde seguía cuando se comunicó con el ahora líder haitiano, según la geolocalización.

En éstas, registradas a las 04:03 y 04:20 horas del 7 de julio, aún en la residencia de Moïse, el exfuncionario habría reportado el resultado del asalto, lo que según el ahora exfiscal desvela la complicidad en el atentado, ya que las conversaciones con quien laboró en la unidad anticorrupción de Moïse tuvieron una duración de hasta siete minutos, aunque se desconoce si hay evidencia del contenido de las mismas.

Previo al choque de declaraciones entre Claude y Henry, que evidencia una lucha entre el grupo del primer ministro y quienes fueran aliados del exmandatario, el ministro de Justicia, Rockfeller Vincent, ordenó a la Policía Nacional reforzar la seguridad del primero, quien habría recibido varias amenazas “inquietantes” en la última semana.

Toda esta situación se registra el mismo día en que Henry fue citado por el fiscal para aclarar el motivo de estas llamadas, así como sus vínculos con el sospechoso; no obstante, ante la destitución esto no ocurrió.

Previamente, Henry, quien aseveró que nunca tuvo contacto con Badio, advirtió que ninguna amenaza o acusación interna o fuera del Gobierno lo alejará de su misión, al refrendar su compromiso con la reconstrucción de la nación, pues ratificó que éste es con el pueblo y con la estabilización del país.

Y hasta aseveró que los culpables, tanto autores intelectuales como materiales, entre los que se encuentran algunos exmilitares extranjeros serían castigados por el magnicidio.

  • El dato: Claude Joseph, quien intentó asumir el cargo de primer ministro tras la muerte de Moïse, renunció a dos semanas del crimen, pues Henry tuvo mayor respaldo de la comunidad internacional.

KEFS