Está ampliamente disponible en el mundo

Dexametasona, un fármaco de $50, nueva esperanza contra el Covid-19

El corticosteroide reduce en un tercio muertes de pacientes graves, revela ensayo clínico en Reino Unido  

Imagen ilustrativa de un frasco con etiqueta de Dexametasona.
Imagen ilustrativa de un frasco con etiqueta de Dexametasona.
Por:
  • La Razón Online

Buenas noticias en medio de la crisis sanitaria del Covid-19. Investigadores británicos anunciaron ayer que hallaron evidencia de que un fármaco barato y ampliamente disponible logró mejorar las posibilidades de sobrevivir al virus hasta en un tercio de pacientes en condición grave.

Se trata de la dexametasona, un esteroide que en México puede adquirirse en ampolletas que cuestan entre 18 y 50 pesos la unidad; es comúnmente utilizado como desinflamatorio, para tratar la artritis reumatoide o reducir los efectos de las quimioterapias en personas con cáncer.

Tras el hallazgo científico, el gobierno británico autorizó inmediatamente el uso de dicho fármaco en todo Reino Unido, para pacientes con síntomas similares a los de aquellos que mostraron buenos resultados en el estudio.

A pesar de que aún no se publica el estudio completo, liderado por la Universidad de Oxford —que también encabeza los esfuerzos globales para hallar una vacuna— el avance fue visto como una buena noticia, así lo expresó el principal epidemiólogo de EU, Anthony Fauci.

Son resultados importantes. No es una cura, pero sin duda es un gran paso hacia adelante

Martin Landray, Científico coautor del estudio

“La conclusión general es que se trata de una buena noticia para el mundo. Es una mejora significativa en las opciones terapéuticas disponibles”, añadió el asesor de salud de la Casa Blanca.

El ensayo de Oxford consistió en una prueba amplia y estricta que suministró el medicamento a 2 mil 104 enfermos elegidos al azar, comparados con la evolución de 4 mil 321 pacientes que recibieron el tratamiento habitual.

A los pacientes elegidos se les suministró por vía oral o intravenosa durante 10 días. Después de cuatro semanas, redujo en 35 por ciento las muertes de enfermos que requirieron tratamiento con respiradores artificiales y en un 20 por ciento en los que sólo necesitaron oxígeno adicional. No ayudó a pacientes menos graves.

Oxford calculó que el medicamento evitaría una muerte por cada ocho enfermos conectados a un respirador y una por cada 25 tratados únicamente con oxígeno. 

Enfermeras y los médicos protestan por la falta de equipo de protección para los trabajadores de salud que atienden a pacientes con COVID-19, en Lima, Perú, el martes 2 de junio de 2020.
Enfermeras y los médicos protestan por la falta de equipo de protección para los trabajadores de salud que atienden a pacientes con COVID-19, en Lima, Perú, el martes 2 de junio de 2020.Foto: AP

“Son resultados importantes”, dijo el doctor Martin Landray, uno de los autores del estudio. “No es una cura, pero sin duda es un gran paso hacia adelante”. Agregó que el hecho de que el medicamento es “notablemente económico, quizás 20 o 30 dólares para todo un tratamiento”, es una noticia particularmente buena.

Los esteroides reducen la inflamación que suele producirse en pacientes de Covid-19 como reacción del sistema inmunitario al combatir la infección. Esta reacción lesiona los pulmones y puede ser fatal.

La Organización Mundial de la Salud aconseja no utilizar los esteroides en etapas tempranas de la enfermedad porque pueden impedir la eliminación del virus.

“Al principio uno combate el virus y quiere que el sistema inmunológico permanezca lo más intacto posible”, dijo Fauci. Pero en estados avanzados del Covid-19, la batalla contra el virus provoca tanta inflamación que “lesiona más de lo que ayuda” y añadió que los resultados de la Universidad de Oxford “coinciden perfectamente” con ese concepto.

Muchos hospitales y médicos han utilizado esteroides para reprimir al sistema inmune, pero no hay pruebas de estudios de alta calidad sobre que ayude a tratar la pandemia del Covid-19.

Aunque los investigadores de Oxford sólo mencionaron la dexametasona, los planes detallados para el estudio señalaron que los hospitales participantes pueden utilizar otros dos esteroides —la prednisolona o la hidrocortisona— y no hay razón para pensar que alguno en particular funcione mejor que el otro, comentó el médico Francisco Marty, especialista en enfermedades infecciosas en el Brigham and Women’s Hospital de Boston.

Gráfico
Gráfico

Magnate predice una cura para finales de año

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está seguro que para fin de año habrá una vacuna, un tratamiento terapéutico y una cura para el coronavirus, un escenario prometedor que, según él, estará acompañado de una sólida recuperación económica.

“Antes de fin de año, predigo que tendremos una vacuna muy exitosa. Estamos haciendo un progreso tremendo”, expresó después de firmar una orden ejecutiva contra la violencia policial.

“A menos que se modifique mi fórmula, pronto estaremos en una posición más fuerte de lo que estábamos antes de que llegara la plaga desde China. La gente recuperará su trabajo. Ganarán aún más dinero que antes y verán que el próximo año tendremos uno de los mejores años económicos”, amplió un optimista presidente.

El mandatario hizo estas declaraciones, pese a que expertos han dicho que no hay garantía de que una vacuna funcional esté disponible para fin de año y en medio de una escalada de contagios que ya obligó a una veintena de estados a retomar los bloqueos.

ntb