Martes 1.12.2020 - 21:00

La elección de George Bush en la Corte

Elecciones USA 2020: El fantasma de la Corte

Las críticas de Donald Trump al voto por correo y a las encuestas, cada vez más cerradas entre los dos candidatos, traen a la memoria la posibilidad de que la Corte Suprema sea el fiel de la balanza y finalmente decida quién será el presidente de los Estados Unidos

elecciones-usa-2020
En el supermartes se decide el rumbo de Estados Unidos.Foto: Reuters
Por:

El supermartes está a la vista y también ronda un fantasma en la víspera de las elecciones presidenciales del 2020.

Los constantes señalamientos del presidente Donald Trump respecto a un eventual fraude en los comicios por el voto por correo y las encuestas, que conforme se acerca el supermartes se van cerrando entre los aspirantes demócrata y republicano, traen a la memoria las elecciones presidenciales del año 2000.

Ese año se desató una batalla legal, que duró 36 días, para determinar al ganador en la Florida. Finalmente la Corte Suprema la que resolvió darle los votos del estado peninsular al candidato republicano George Bush por encima del demócrata Al Gore.

El 7 de noviembre del año 2000, los primeros resultados daban un empate técnico entre ambos candidatos. Nueva York y California, para Gore; Texas, Missouri y Ohio para Bush y solo quedaba Florida. Por la noche, varias cadenas de televisión proyectaban una victoria para el republicano, quien con 270 votos electorales ganaba la elección presidencial. La proyección fue prematura pues los resultados se fueron cerrando cada vez más.

Al día siguiente empezó la batalla legal. Debido a la mínima diferencia de votos, se puso en marcha un recuento automático, comprobando las máquinas. Ese primer recuento se completó tres días después, el 10 de noviembre, y redujo la ventaja de Bush a 327 votos.

La ley de Florida permitía a los candidatos pedir un recuento manual pero no se podría completar el recuento de todos los votos antes de la fecha límite que era el 14 de noviembre. La disputa se extendió entonces por un mes y en ese lapso se presentaron 50 mociones en distintos juzgados, todos en función de los recuentos y las fechas límite para hacerlo.

El 8 de diciembre, la Corte Suprema de Florida falló por 4 a 3 a favor de que se completara el recuento manual en 4 condados donde los demócratas eran mayoría. La campaña de Bush llevó la cuestión a la Corte Suprema y al día siguiente, el tribunal máximo del país ordenó que se detuviera el recuento, y accedió a escuchar presentaciones de ambos lados.

Luego de que ambos dieran su presentación ante los jueces el 11 de diciembre, el tribunal falló por 7 a 2 para revertir la decisión del Supremo de Florida. Posteriormente falló 5 a 4 en la afirmación de que los recuentos no podían completarse a tiempo de acuerdo a la ley del Estado dándole el triunfo a Bush.

La batalla se extendió hasta el 13 de diciembre y entonces vino el fallo definitivo. Bush ganó la reñida elección el 7 de noviembre, con 271 votos electorales contra los 266 de Gore.

Hace unas semanas, se le preguntó al presidente Donald Trump si aceptaría un resultado adverso en las elecciones del 3 de noviembre.

El republicano no dudó en traer a la memoria la histórica votación del 2000 “Creo que esto terminará en la Corte Suprema y creo que es muy importante que tengamos nueve jueces”, expresó cuando aún no se había elegido a Amy Coney Barret como nueva ministra de la Corte.

Con este nombramiento Trump y los republicanos convirtieron lo que era una corte mitad liberal, mitad conservadora, en un cuerpo con seis votos conservadores y tres liberales con lo cual el republicano tendría a su favor a la mayoría de los ministros en caso de una nueva disputa por la victoria electoral.