En Wisconsin

Exfarmacéutico de EU recibe condena de 3 años por desperdiciar vacunas COVID-19

El hombre era escéptico de las vacunas, fue sentenciado a 3 años de presión por desperdiciar vacunas COVID-19; 57 personas recibieron dosis que no fueron refrigeradas

Moderna
El exfarmacéutico sacó de refrigeración dosis de la vacuna COVID-19 de Moderna, se sabe que 57 personas fueron inoculadas con dichas dosis.Foto: Reuters.
Por:
  • La Razón Online

Este martes un exfarmacéutico de Wisconsin, Estados Unidos fue condenado a tres años de prisión por arruinar más de 500 dosis de vacunas contra el COVID-19, confirmó el Departamento de Justicia de los EU.

Según informaron, Steven R. Brandenburg de 46 años, manipuló vacunas de Moderna en el mes de febrero y tras su detención se declaró culpable. Mientras que esta tarde, durante su audiencia se disculpó no sólo con la comunidad, sino también con sus compañeros y con su familia por su decisión de haber intentado manipular las vacunas.

"No tenia el derecho de tomar esa decisión, me atormenta todos los días", dijo. También aseguro que está "desesperado. arrepentido y avergonzado". 

Sin embargo, su reparación de los daños no solo consta de los tres años de prisión, pues el juez pidió que el sentenciado cumpla otros tres años de libertad bajo supervisión, así como un pago al Centro Médico en el que laboraba de 83 mil 800 dólares.

Por su parte, el Secretario de Justicia Auxiliar Interino, Brian M. Boynton dijo que "el intento deliberado de estropear dosis de la vacuna durante una emergencia de salud pública nacional es un delito grave". Mientras que Catherine A. Hermsen, comisionada adjunta de Investigaciones Criminales, expresó que "el anuncio de hoy debería servir como recordatorio de que no se tolerará este tipo de actividad".

Hombre desperdicia vacunas contra COVID-19

El pasado mes de febrero, Steven se declaró culpable por haber sacado de refrigeración dosis de la vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica Moderna para dejarlas sin la temperatura que requieren toda la noche y devolverlas al concluir su turno. Indican que el exfarmacéutico llevó a cabo esta operación en dos ocasiones de diciembre del 2020.

Estas dosis echadas a perder, fuera de la refrigeración, eran suficientes para inocular a 570 personas. Además, 57 personas fueron inoculadas, aunque no se reporto ninguna reacción y la aplicación fue efectiva para los más de cincuenta casos. La policía dijo que las dosis desechadas valían entre 8 mil y 11 mil dólares.

Por lo anterior, Steven fue despedido del Centro Médico Aurora ubicado en Grafton, donde llevó a cabo su delito.

Según los reportes de aquel incidente, se explicó que el hoy sentenciado era escéptico con las vacunas y en especial con las de Moderna; además aseguraba a sus conocidos que tras la administración se mutaría el ADN, lo que causaría daños a las personas que recibieran alguna dosis de la vacuna.