Atienden muertes de ancianos

Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en el ojo del FBI por manejo de COVID-19

El FBI investiga al equipo de trabajo que maneja el COVID en Nueva York; tienen especial atención en las muertes ocurridas en los hogares de ancianos

Gobernador de Nueva York Andrew Cuomo
Andrew Cuomo es señalado por un manejo irresponsable del Covid-19 en los hogares de ancianos.REUTERS
Por:

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, y su equipo de trabajo que atiende el Covid-19 están siendo investigados por el FBI y fiscales de Brooklyn por su manejo de la pandemia en los hogares de ancianos.

Según la cadena de noticias ABC News, dos fuentes informaron que la investigación al gobernador de Nueva York y su equipo está en sus etapas iniciales y ya se emitieron citaciones.

Por su parte, el FBI y la Oficinal Fiscal Federal del distrito este de Nueva York se han negado a proporcionar información al respecto.

Un asistente de Andrew Cuomo admitió la semana anterior que la administración retuvo a los legisladores estatales la cifra de fallecimientos en los hogares de ancianos por temor que Trump los usara en contra del estado.

La investigación tiene un interés particular en los hogares de ancianos, según indican las fuentes, aunque el alcance de la pesquisa sigue sin ser claro.

Nueva York retiene datos de muertes por Covid-19

“Nos quedamos paralizados porque entonces estábamos en una posición en la que no sabíamos si los números que íbamos a dar al Departamento de Justicia o lo que les damos a ustedes iban a ser usados contra nosotros", dijo Melissa DeRosa a los legisladores. "No estábamos seguros de si iba a haber una investigación".

Por su parte, Adrew Cuomo admitió que su manejo de los datos creó un vacío que se llenó de información falsa.

"El vacío que creamos al no proporcionar información se llenó de escepticismo y cinismo y de teorías de conspiración que alimentaron la confusión", dijo Cuomo durante una conferencia de prensa el lunes.

La controversia de Cuomo al inicio de la pandemia Covid-19

Durante meses la controversia de las muertes en hogares de ancianos ha perseguido a Cuomo. A inicios de la pandemia por orden estatal los hogares de ancianos debían aceptar a los residentes que se habían recuperado del Covid-19 en cuanto salían de los hospitales.

Pocas semanas después esa orden se cortó, pero Cuomo ya era señalado por contribuir a la propagación de contagios en las casas de ancianos.

“El Covid-19 no ingresó a los hogares de ancianos por personas que venían de los hospitales", dijo Cuomo y señaló que fue el personal de los sitios los que llevaron el virus a los hogares.