En Ontario, Canadá

Médico acuerda indemnizar a pacientes por inseminaciones con esperma no seleccionado

Un juez de Ontario en Canadá autorizó que el médico Norman Barwin indemnice a 244 personas por inseminaciones con esperma no seleccionado por los pacientes; deberá pagar 10.7 millones de dólares

Inseminación
Las autoridades en Canadá consideraron que el médico recurrió a su propio esperma en al menos 17 casos de inseminación.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

El tribunal de la provincia de Ontario en Canadá a través del juez Calum MacLeod autorizó un acuerdo de reparación por 10.7 millones de dólares que el médico Norman Barwin tendrá que pagar a una serie de pacientes que inseminó con éxito con esperma no seleccionado por las mujeres.

El galeno ganó notoriedad durante años por sus trabajos en la clínica de fertilidad en Ottawa y en 1997 recibió la Orden de Canadá, un reconocimiento civil.

Las autoridades del país de Norteamérica consideraron que el médico recurrió a su propio esperma en al menos 17 casos de inseminación.

La familia Dixon fue la primera en presentar una demanda contra Barwin, luego de que en 1989 acudieron a su clínica porque tenían problemas para concebir; después del tratamiento del médico, nació Rebecca Dixon, quien en 2016 se enteró que era hija biológica del doctor Norman Barwin a través de una prueba de ADN.

El pasado mes de julio, los abogados de diferentes víctimas y los de Barwin llegaron a un acuerdo, pero este debía contar con el visto bueno de la sala judicial de Ontario.

El juez MacLeod afirmó que el acuerdo era lo mejor para todos, sin embargo, destacó el dolor de las familias que soportaron el impacto, trauma y sensación de traición al conocer que la herencia genética de los hijos fue alterada.

La autoridad decidió hasta el momento que sean 244 personas las que reciban la indemnización y podrán incluirse más ya que el juez dio un plazo adicional de 120 día para que otros pacientes demuestren que fueron engañados por el médico.

Acuerdo incluye crear un banco de ADN

El dictamen incluye a algunos hombres que donaron su esperma en la clínica de Norman Barwin y que desconocen si fue utilizada en inseminaciones sin autorización.

También, se contempló crear un banco de ADN que permitirá que los antiguos pacientes de la clínica conozcan con qué persona tienen parentesco.

Norman Barwin tiene 82 años; renunció a la Orden de Canadá en 2013 y el Colegio de Médicos y Cirujanos de Ontario le quitó su licencia profesional en 2019.

El dinero para indemnizar a la víctimas lo pagará la Asociación Canadiense de Protección Médica, ya que Barwin siempre ha negado su responsabilidad en las acusaciones en su contra.

KEFS