Juicio arranca el martes

Senadores republicanos se pronuncian a favor Donald Trump ante el juicio político

“Es una farsa, es inconstitucional. Pero más que nada es imprudente y va a dividir el país ”, declararon legisladores republicanos sobre el juicio promovido contra Trump

donald-trump
Los legisladores republicanos consideran que la incitación de Trump a tomar el Capitolio debe tomarse como algo figurativo.Foto: Reuters

Los defensores de Donald Trump en el Senado de Estados Unidos apoyaron este domingo al expresidente antes de su juicio político, desestimándolo como una pérdida de tiempo y argumentando que el feroz discurso del expresidente ante la insurrección en el Capitolio no lo hace responsable de la violencia del 6 de enero.

“Si rendir cuentas significa ser acusado por la Cámara y condenado por el Senado, la respuesta es no”, dijo el senador republicano Roger Wicker de Mississippi, dejando en claro su creencia de que Trump debería y será absuelto. Cuando se le preguntó si el Congreso podría considerar otro castigo, como la censura, Wicker dijo que la Cámara liderada por los demócratas tenía esa opción antes, pero la rechazó a favor de acusarlo.

“Ese barco ha zarpado”, dijo.

El Senado está programado para iniciar el juicio político el martes para considerar el cargo de que las palabras de lucha de Trump a los manifestantes en un mitin en el Capitolio, así como semanas de falsedades sobre una elección presidencial robada y amañada provocaron que una multitud asaltara el Capitolio. Cinco personas murieron como resultado del tumulto, incluido un policía.

Muchos senadores, incluido el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, denunciaron de inmediato la violencia y señalaron con el dedo a Trump. Después de los disturbios, Wicker dijo que los estadounidenses “no tolerarán este tipo de ataque al estado de derecho” y, sin dar nombres, dijo que “debemos enjuiciar” a quienes socavan la democracia.

Pero ahora que Trump dejó la presidencia, los republicanos han mostrado poco apetito político para tomar más medidas, como una condena de juicio político que podría llevar a prohibirle postularse para un cargo futuro. Esas divisiones partidistas parecen estar endureciéndose antes del juicio de Trump, una señal de su continuo control sobre el Partido Republicano.

El domingo, Wicker describió el juicio político de Trump como un "ejercicio partidista de mensajes sin sentido". Cuando se le preguntó si la conducta de Trump debería ser más merecedora de un juicio político que la del presidente Bill Clinton, a quien Wicker votó para acusarlo, dijo: "No estoy admitiendo que el presidente Trump incitó a una insurrección". El juicio político de Clinton, en 1998, fue provocado por su falsa negación en una declaración de una relación sexual con un pasante de la Casa Blanca.

El senador republicano Rand Paul de Kentucky desestimó el juicio de Trump como una farsa con "cero posibilidades de condena", y describió las palabras de Trump a los manifestantes de "luchar como el infierno" mientras el Congreso votaba para ratificar la victoria presidencial de Joe Biden como un discurso "figurativo".

"Si vamos a criminalizar el discurso, y de alguna manera acusar a todos los que dicen: 'Ve a luchar para que se escuchen tus voces', quiero decir que realmente deberíamos acusar a Chuck Schumer", dijo Paul, refiriéndose al ahora líder de la mayoría demócrata del Senado. y sus críticas a los jueces Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh. “Fue a la Corte Suprema, se paró frente a la Corte Suprema y dijo específicamente: 'Hey Gorsuch, Hey Kavanaugh, has desatado un torbellino. Y vas a pagar el precio'”.

Paul señaló que el presidente del Tribunal Supremo John Roberts se había negado a presidir el proceso de juicio político de esta semana porque Trump ya no era presidente. El senador demócrata Patrick Leahy presidirá el juicio como presidente pro tempore del Senado.

“Es una farsa, es inconstitucional. Pero más que nada es imprudente y va a dividir el país ”, dijo Paul.