No podrán “devolverle el tiempo"

Tras pasar 37 años en la cárcel, hombre demuestra su inocencia con prueba de ADN

Robert Duboise fue condenado en 1983 por la violación y asesinato de una joven de 19 años; la únicas pruebas en su contra eran una mordida y el testimonio

Robert Duboise-Estados Unidos
Robert Duboise abraza a su madre luego de salir de prisión.Foto: AP.
Por:
  • La Razón Online

Un hombre de Florida, Estados Unidos, que pasó 37 años en la cárcel por un cargo de violación y asesinato, salió de prisión, horas después de que las autoridades descubrieron unas muestras de ADN que se creían pérdidas desde 1983, con las que se logró demostrar su inocencia.

Robert Duboise, de 56 años, dejó el Instituto Correccional Hardee en Bowling Green poco después de las 14:00 horas locales del jueves, acompañado de su madre y su hermana. 

"Es una abrumadora sensación de alivio", dijo Duboise a los periodistas reunidos afuera de la prisión. "Todos los días le pedí esto a Dios", agregó. Duboise fue condenado a cadena perpetua en 1983 por el asesinato de Barbara Grams, de 19 años. La joven fue violada y golpeada de camino a su casa desde su trabajo en un centro comercial de Tampa.

El jueves, un abogado del Innocence Project y un abogado de la Unidad de Revisión de Sentencias del condado Hillsborough hablaron durante una audiencia judicial por internet y disputaron las pruebas falsas que llevaron a la condena de Duboise

Después de que se cotejara su ADN con una muestra hallada en el kit de la violación que se creía perdido, detalló el fiscal. “Pido disculpas al señor DuBoise en nombre de todo el sistema judicial”, dijo el fiscal estatal de Hillsborough, Andrew Warren, quien aceptó que no podrán “devolverle el tiempo que perdió”.

Los expertos demostraron que la marca no se debía a un mordisco y que el informante de la cárcel no era confiable. El juez Christopher Nash dictaminó que Duboise debía ser liberado de inmediato. 

El hombre dijo que tendrá que aprender a hacer muchas cosas modernas, como utilizar un computador o ir de compras. Pero recalcó que no guarda resentimiento contra ninguno de los involucrados en su encarcelamiento.

"Si guardas odio y rencor en tu corazón, entonces no hay lugar para otra cosa", declaró. "Sólo estoy muy agradecido", añadió.

Su madre, Myra Duboise, dijo que todos los días rezó para que llegara este día. "Es un regalo maravilloso del Señor", señaló.

ntb