Califica procesos de inhumanos

Urge Papa parar expulsión de migrantes y protegerlos

Ejemplifica crisis con el caso de miles de libios que huyen a Europa; llama a la comunidad mundial a generar alternativas a la detención de ilegales; revelan alza de agresiones sexuales contra indocumentadas en América

El Papa  expresa su solidaridad con refugiados en la Plaza de San Pedro, ayer.
El Papa expresa su solidaridad con refugiados en la Plaza de San Pedro, ayer.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

El Papa Francisco llamó a detener la expulsión de migrantes al admitir que estas políticas gubernamentales son inhumanas y provocan un grave sufrimiento, pues estas personas vulnerables son devueltas a condiciones de inseguridad de las que huyeron.

Luego de expresar su solidaridad con los refugiados en el mundo, sostuvo que con estas acciones se expone al sector al riesgo en el que vivían y exhortó a todos los países a atender de mejor manera los flujos migratorios al evitar rechazarlos, optar por alternativas tanto en los protocolos de rescate como en los de arresto, facilidades en trámite de asilo y promesas duraderas y certeras.

Desde la Plaza de San Pedro, en Roma, aseveró que los indocumentados buscan protección y después de enfrentarse a travesías peligrosas por mar, como ocurre para llegar de África a Europa, o vía terrestre, en otras regiones, se vulnera a los indocumentados que anhelan un cambio de vida.

Ante esta crítica situación, advirtió “necesitamos dejar de enviarlos de regreso a países inseguros y dar prioridad a la salvación de vidas” y ejemplificó estos hechos con la situación de miles de libios que buscan adentrarse en la Unión Europea, región que alberga a casi la tercera parte de los indocumentados a nivel mundial, con hasta 87 millones de extranjeros de más de 200 millones, catapultándose como la zona con más extranjeros asilados según un informe de 2020 de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), mismo que desvela que tan sólo en las últimas dos décadas creció más de 60 por ciento el éxodo mundial al pasar de 174 millones de inmigrantes en el 2000 a 281 millones el año pasado, cifra que sigue en ascenso, pese a la pandemia de Covid.

.Gráfico: La Razón de México

El Papa evidenció que los ciudadanos libios prácticamente son arrojados a “campos de concentración” con estos retornos obligados, nación que se ha convertido en zona de tránsito desde 2016 por la pobreza, crímenes de lesa humanidad y la guerra en África y Medio Oriente e insistió en tener misericordia con quienes huyen de su nación.

Dicha situación recuerda el caso de cientos de haitianos repatriados por Estados Unidos, pese a que su nación enfrenta una severa crisis humanitaria, social y política, lo que generó críticas de organizaciones y activistas.

En tanto, en este continente decenas y cientos de connacionales esperan en la frontera de México con EU una respuesta de la gestión de Joe Biden sobre su solicitud de asilo; región que es una de las preferidas de quienes escapan de la violencia y pobreza, pues el recuento mundial del año pasado reporta que en esta región hay 59 millones de refugiados. Mientras que a varios kilómetros al sur del continente advierten sobre un aumento significativo en las denuncias por abuso sexual en el Darién, ubicado entre Panamá y Colombia.

A unos meses de que la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) alertara sobre la violencia sexual contra quienes buscan llegar a EU desde Sudamérica, se informó que tan sólo de agosto a la fecha ya suman mil reportes de agresiones contra mujeres y niñas, hecho por el que Panamá insiste en una investigación por violaciones a los derechos humanos.

La diputada Zulay Rodríguez, una de las promoventes, lamentó la indiferencia ante ultrajes y consideró necesario actuar ante “un silencio cómplice”, pues señaló que éstos ocurren desde hace años, y la mayoría de víctimas no denuncia por temor a represalias contra ellas o sus familiares, pues esposos e hijos presenciaron la violación, o porque saben que estos delitos no se investigan por ser ilegales y no tienen forma de identificar a su agresor.

.Gráfico: La Razón de México

En torno a la situación y hasta discriminación que viven cientos de ilegales, la Agencia para los Refugiados de la Organización de las Naciones Unidas (ACNUR) refirió que muchos escapan de la guerra, conflictos internos, persecución y hambre, por lo que vagan en naciones en busca de mejores condiciones de vida.

Ejemplo del rechazo que enfrentan por ser considerados invasores o hasta delincuentes resalta el caso de la frontera entre Polonia y Alemania, punto en el que el pasado 24 de octubre fueron detenidos al menos 50 ultraderechistas de tendencia nazi. El grupo fue detectado durante el reforzamiento de la vigilancia ante el alza de cruces, pues dichos sujetos iban armados con bates, machetes y gas pimienta para bloquear a los bielorrusos que buscan internarse en la región.

En tanto, la ONU reconoció que este tipo de desafíos siguen vigentes a nivel internacional desde hace años y a los que se suman otros, en referencia a la lucha antiCovid, evidenciaron la falta de multilateralismo en temas que competen a todas las naciones.

En la misma fecha en que se conmemora el Día de las Naciones Unidas, la vicesecretaria de la ONU, Amina Mohammed, lamentó que, pese a promesas y esfuerzos, se demuestra que el mundo aún “no es capaz de seguir sus mejores intenciones”. Incluso, afirmó que la crisis de coronavirus es el mayor ejemplo en la materia, pues en medio de toda la cooperación y metas planteadas aún no se logra la equidad.