Carga y chárters se moverán inmediatamente a Santa Lucía

4T aclara: Espacio aéreo no se revisará

López Obrador sostiene “categóricamente” que no hay problema con rediseño, tras incidentes en el AICM; acuerdan en Segob migrar 100 operaciones al AIFA; topan vuelos en el Benito Juárez

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles comenzó operaciones el 21 de marzo.
El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles comenzó operaciones el 21 de marzo.Foto: Presidencia (Archivo).
Por:
  • Berenice Luna

Al menos las tres aerolíneas nacionales más importantes del país (Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobus) aceptaron incrementar significativamente sus operaciones en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) con lo cual alcanzarán más de 100 operaciones diarias en la nueva terminal aérea.

Esta determinación es parte del acuerdo que alcanzaron las aerolíneas con las autoridades del sector ante la Secretaría de Gobernación (Segob), en la reunión que sostuvieron el lunes pasado, en donde se especificó que la primera etapa comenzará el próximo 15 de agosto y la segunda el 15 de septiembre.

No obstante, la Segob adelantó que en el caso de las operaciones tipo chárter y de carga nacional se realizará una migración total de estas operaciones de manera inmediata del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) al de Santa Lucía, mientras que en 90 días estará lista la infraestructura para recibir vuelos de carga internacional.

Gráfico
Gráfico

La determinación asegura que aerolíneas nacionales e internacionales de transporte de pasajeros mantendrán sus respectivos horarios de aterrizaje y despegue (slots) que hoy tienen asignados para esta temporada de verano 2022 desde y hacia el AICM, con lo cual se mantiene “sin afectación la oferta de servicios a los pasajeros desde dicho aeropuerto”.

Otro acuerdo es que no se autorizarán nuevos vuelos entrantes al AICM y no se permitirá un aumento de las operaciones más allá de los slots asignados para la temporada de verano 2022.

Por otra parte, se destacó la importancia de recuperar la Categoría 1 por parte de la Federal Aviation Asministration (FFA, por sus siglas en inglés) para que las aerolíneas incrementen su oferta desde y hacia ese país; así como trabajar de manera conjunta para mejorar la oferta comercial.

En suma, también se acordó que las líneas aéreas que tengan más de un año de adeudos en el AICM ya no podrán dar servicio y se deben mudar a otra terminal, lo cual pone en peligro al menos dos aerolíneas que están en situación de adeudo: Magnicharters y Aeromar.

Si bien, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha asegurado que la determinación se acordó en conjunto con los actores de la industria, por lo cual no existe ningún decreto relacionado a restringir las operaciones en el AICM, el Gobierno aprovechó la crisis que vive la terminal capitalina y el sector en su conjunto para hacerse de más vuelos en el AIFA, han señalado algunos analistas.

En entrevista con La Razón, Fernando Gómez, experto en aviación explicó que si bien se pueden determinar medidas como las que se acordaron, falta que las aerolíneas las atiendan a cabalidad, pues asegura que la mudanza de terminal aérea depende principalmente de la demanda que tenga cada una de las compañías.

“Sí lo pueden hacer, pueden imponer, pero no las pueden obligar, eso no se puede. Falta ver qué operaciones se van a ir para allá, o que rutas van a tener preferencia… No se va por capricho, se va por un modelo de negocios previamente establecido y estudiado”, destacó el experto.

Después de la información que dio a conocer la Segob, Aeroméxico, la aerolínea bandera del país, dio a conocer que realizará 30 operaciones diarias en la nueva terminal aérea, lo que significa una oferta de 1.5 millones de asientos durante el siguiente año, a partir del 15 de agosto.

Ante esto, Gómez aseguró que operar en ambos aeropuertos es incrementar costos para las aerolíneas situación que no se quiere mencionar, pero que será una realidad para las compañías.

“Que no lo quieran decir las aerolíneas, por política, por tacto político, es otra cosa, pero si determinan irse, es porque se lo están mandando. Sin embargo, si a éstas les representara un negocio ya se habrían ido desde hace tiempo”, destacó.

Respecto al plan, el Partido Acción Nacional en el Senado señaló que, el ajuste de 25 por ciento de la operación del AICM no es suficiente y aseguró que se tiene que garantizar la seguridad del espacio aéreo y que ambas terminales funcionen a las capacidades adecuadas.

NO SE REVISARÁ ESPACIO AÉREO

 Por otra parte, y a pesar de los señalamientos sobre incidentes en el AICM, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no se revisará el rediseño aéreo en la zona del Valle de México, pues los problemas que se difunden han sido inventados por sus adversarios.

“No hay ningún problema de rediseño, eso lo inventaron nuestros adversarios y la prensa conservadora (…), así lo sostengo categóricamente, no hay rediseño”.

fgr