Empresarios piden apoyo al INM

Alientan plan piloto para dar empleo a migrantes

La Coparmex busca que las 36 mil unidades económicas asociadas se sumen a esta iniciativa; al menos ocho grandes compañías han mostrado interés, entre ellas FEMSA

José Mario Sánchez Soledad, consejero delegado de Asuntos Migratorios en Coparmex.
José Mario Sánchez Soledad, consejero delegado de Asuntos Migratorios en Coparmex.Foto: Especial
Por:
  • Alina Archundia

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) inició un programa para informar y capacitar a las 36 mil empresas que conforman la cúpula, con el fin de que conozcan que legalmente pueden dar empleo a los migrantes refugiados que se encuentran en el país.

“Queremos que empiecen a acostumbrarse a contratar extranjeros, iniciando a través de un programa piloto con estas personas que están en calidad de refugiados”, dijo el consejero delegado en Asuntos Migratorios del organismo, José Mario Sánchez Soledad.

Actualmente, acotó, en México hay alrededor de 300 mil personas que tienen dicho estatus migratorio.

En entrevista con La Razón, pidió al gobierno federal que clarifique y fortalezca la política migratoria, en el sentido de apoyar a la iniciativa privada en la creación de una estrategia eficaz para dar empleo a los migrantes que se encuentran en calidad de refugiados y aquellos que sólo están en tránsito temporal.

Aclaró que la situación de los migrantes refugiados no es la misma que los migrantes económicos, ya que los primeros huyeron de sus países porque su vida estaba en peligro. Los segundos buscan llegar a Estados Unidos o tal vez quedarse en México –la minoría– para un mejor estatus económico y social.

El delegado de la Coparmex subrayó que mientras para los refugiados hay una oportunidad legal de trabajo en México, para los migrantes económicos no existe.

Queremos que las empresas empiecen a acostumbrarse a contratar extranjeros, iniciando a través de un programa piloto con estas personas que están en calidad de refugiados

José Mario Sánchez Soledad, Consejero delegado de Asuntos Migratorios en Coparmex

“Ahí es donde está la discusión ahorita, porque la permanencia de los migrantes económicos en el país no está censada, ya que violan la ley migratoria y no dan aviso de su presencia”, explicó.

En su opinión, el gobierno federal carece de visión, al no considerar que estos migrantes pueden ayudar a potencializar la economía mexicana, e incluso cubrir vacantes que demanda el nearshoring.

De acuerdo con el estudio de la Coparmex “El panorama de las vacantes y la población disponible en México”, que dio a conocer en julio pasado, existen 1.6 millones de empleos que los mexicanos rechazan por bajos salarios, mismos que podrían tomar estos migrantes.

Por ello, la cúpula empresarial inició un dialogo con el Instituto Nacional de Migración (INM) para crear una estrategia que acelere la contratación de personal. En la labor de la Coparmex existe la tarea de identificar los oficios o profesiones que saben realizar estas personas para empezarlos a colocar en las empresas que integran a la confederación.

Ya hay interesados

Sánchez Soledad indicó que, hasta el momento, ocho grandes empresas asentadas en México han mostrado interés en la estrategia impulsada por la Coparmex.

Uno de estos corporativos es FEMSA que, de tiempo atrás, ya ha dado la oportunidad a refugiados para trabajar en sus plantas. Hasta el momento, la firma tiene contratados a mil 200 migrantes.