Proponen programa de fortalecimiento

AMDA prevé caída de hasta 47% en venta de vehículos pesados

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores estimó que el sector tardará en recuperarse entre cuatro o cinco años

Vehículos Pesados-COVID-19-AMDA-
El director general de la AMDA señaló que la industria automotriz enfrenta una tendencia de disminución por efectos de la pandemiaFoto: Cuartoscuro.
Por:
  • Ivonne Martínez

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) estimó que la venta de vehículos comerciales pesados en el mercado doméstico registrará una caída de 39 al 47 por ciento este año a causa del impacto económico del COVID-19, y tardará en recuperarse de este impacto entre cuatro o cinco años.

El director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, señaló que la industria automotriz está enfrentando una tendencia de disminución por efectos de la pandemia, en particular en el mercado interno.

Detalló que en el escenario optimista, con una caída de 39 por ciento en este segmento de vehículos, se venderían 24 mil 590 unidades, y en el pesimista, con una contracción de 47 por ciento, se comercializarían sólo 21 mil 500, en comparación con las poco más de 40 mil autos pesados vendidos al cierre de 2019.

Durante la presentación del registro administrativo de la industria automotriz de vehículos pesados a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), comentó que la perspectiva económica para México se inscribe dentro de las caídas mayores a nivel mundial.

En este entorno, dijo Rosales, la AMDA visualiza que la recuperación del mercado automotor a niveles previos al COVID-19, sería hasta 2024-2025.

Por ello, la industria automotriz está proponiendo al Gobierno federal y a los estatales la implementación de un programa de fortalecimiento del mercado interno automotor, en beneficio del microempresario de transporte público y comercial de mercancías en el ámbito federal y estatal.

“No planteamos un programa de apoyo a la industria automotriz ni a las empresas distribuidoras”, aclaró al explicar que se busca aprovechar la crisis para renovar el parque vehicular obsoleto por vehículos eficientes, menos contaminantes, a través de financiamiento de la banca de desarrollo, subsidio de los Gobiernos federal y estatales, así como condiciones preferentes para la industria automotriz.

Rosales informó que la AMDA y la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) presentarán en breve las características de este programa a las secretarías de Hacienda, Economía y de Comunicaciones y Transportes.

JVR