En menos de un año logra dirigir la firma en el país

“Sin atrevimiento no habría emprendedores en el mundo”

Alejandro Guerra, CEO de Kavak, asume la dirección de la firma en México, busca mejorar la experiencia del cliente y ser ejemplo para otras compañías; afirma que lo más importante son sus colaboradores

El directivo de Kavak, en una foto de archivo.
El directivo de Kavak, en una foto de archivo.Foto: Archivo
Por:
  • Ana Martínez

Con nueve meses dentro del equipo de Kavak, Alejandro Guerra fue nombrado director general de la firma en México. Para el empresario, un factor fundamental para emprender o ser colaborador de un negocio es atreverse y confiar en las habilidades personales para sacar adelante una meta.

En entrevista con La Razón, comentó que los retos que tiene hacia adelante dentro de la firma dedicada a la compra y venta de autos seminuevos, es formalizar este mercado, así como democratizar el acceso a un vehículo en el país a través de financiamientos por diversos canales.

“Todos los emprendedores en algún momento tuvimos que arriesgar. El objetivo es confiar en sí mismo, encontrar una idea que apasione y hallar algo en lo que uno se sienta emocionado de colaborar, y echar todo el esfuerzo del mundo para lograrlo. Sin todas las ganas y sacrificio, es imposible lograrlo. El mundo tiene su manera de abrir oportunidades”, afirmó el directivo.

¿Qué representa para usted dirigir el primer unicornio mexicano en el país? Me siento muy orgulloso de la nueva responsabilidad, aunque también estoy consciente de que es un reto grande, pero lo asumo con todo el compromiso de llevar a Kavak a donde todos queremos que llegue.

Apenas tenemos 0.3 por ciento de participación de mercado, pero estamos arrancando. Claro que tengo que cumplir las metas por las cuales se me asignó este rol y me interesa seguir apostando en la cultura de la diversidad. Es un honor para mi representar a este equipo y lograr que Kavak sea ejemplo de otras empresas.

¿Qué llamó su atención de la empresa para unirse a ella? Es un talento espectacular. Lo primero que detecté en este grupo de trabajo es la calidad de la gente y el equipo que tiene, es increíble. También la cultura interna: la apertura a lo distinto, la apuesta a la equidad de género lo hizo atractivo. Luego fui conociendo sus ambiciones. No sólo pretenden estar en México, sino que ven cómo dominar el mundo, a cambiar la industria de los seminuevos, ir formalizando, empezando por México como piloto y de ahí arrancar a un crecimiento global.

Tenemos que resolver los tabús al 100 por ciento, como el fraude, porque la mayoría de las transacciones son entre particulares; también el estatus mecánico de los autos, lo estético, las autopartes son un reto. Por último, el tema del acceso a financiamiento: las ventas son financiadas en 80 por ciento por nosotros, entonces estamos buscando democratizar ser dueño de un vehículo.

Estos seis meses he aprendido muchísimo y es prueba de que por más expectativas que tuviera del negocio, han sido rebasadas.

¿Cuáles son los principales retos que encuentra en el mercado mexicano y cómo busca enfrentarlos? Uno muy importante es el tema de experiencia de los consumidores. Somos una empresa digital, pero tenemos transacciones en omnicanal, entonces damos servicio al cliente a través de la plataforma, pero también tenemos hubs en seis ciudades.

Estamos creciendo muy rápido, estamos invirtiendo en tecnología, trabajamos con entidades gubernamentales para simplificar los procesos de tramitación legal, porque cada estado tiene sus propias reglas. El reto hoy es garantizar una buena experiencia del cliente, acompañado de la misión de seguir formalizando el mercado mexicano de los autos seminuevos.

.Gráfico: La Razón de México

¿Qué importancia tienen los colaboradores en su gestión al frente de Kavak? El activo más valioso que tiene la empresa es su gente. Nuestra primera responsabilidad ante todo es que nuestros kavakos y kavakas estén en un lugar óptimo para que ellos desarrollen sus carreras. Somos una empresa muy humana, abierta a la diversidad .

Asimismo, queremos y buscamos ser agentes de cambio para bien. De hecho, parte de mi responsabilidad al dirigir la compañía es entrarle a los retos y ayudar a cambiar los aspectos culturales que tenemos, y seguir apostando para ser un reflejo de la comunidad global.

¿Qué sigue para usted? Me voy a entregar al 100 por ciento a lograr que este negocio siga creciendo, siga dominando, sea un ejemplo a seguir y mejore lo que se tenga que hacer. Estoy agradecido.

La inversión que anunciamos, de ocho mil millones de pesos para el segundo semestre del año, es la respuesta pospandemia para ser agentes de cambio en el país, y hacer que la economía mexicana sea robusta.

Queremos generar más empleo, que más mexicanos sean colaboradores con nosotros, o con los clientes. Pero también ayudar a que haya más transacciones en seminuevos, a que la flota vehicular crezca.