Resultados trimestrales del banco

BBVA México: No hay que echar campanas al vuelo por rebote económico de 12%

Recuperación es parcial y podría detenerse en caso de rebrote de COVID-19; no obstante, la contracción no sería del mismo calibre que en segundo trimestre, precisa

El economista en Jefe de BBVA México, Carlos Serrano Herrera, en conferencia virtual
El economista en Jefe de BBVA México, Carlos Serrano Herrera, en conferencia virtualCaptura de video
Por:
  • Ivonne Martínez

El crecimiento de 12 por ciento que registró la economía mexicana en el tercer trimestre del año muestra una recuperación, pero parcial, la cual podría detenerse en caso de un rebrote de la pandemia de COVID-19, por lo cual hay que ser cautos y “no echar las campanas al vuelo”, estimó el Economista en Jefe de BBVA México, Carlos Serrano Herrera.

Durante la presentación de los resultados trimestrales de la institución financiera, destacó que el rebote económico de 12 por ciento que registró México en el tercer trimestre respecto al desplome histórico de 17.1 por ciento entre abril y junio muestra una recuperación, pero hay que ser cautos.

“Esta es una recuperación parcial, todavía no estamos en niveles de producto que teníamos antes de la pandemia, es necesario que la economía siga creciendo para ello”, subrayó en conferencia virtual.

Precisó que hay que tener precaución en caso de que se tenga otra ola de contagios importante, como está ocurriendo en Europa y Estados Unidos, pues no se podemos descartar que aquí ocurra.

“No hay que echar las campanas al vuelo, hay que ser cautos, estamos viendo una recuperación, sí, pero es una recuperación parcial y que podría detenerse en caso de un rebrote”, acotó Serrano Herrera.

Comentó que las nuevas olas de contagio en Europa y Estados Unidos son de menor letalidad debido a que ahora se sabe mejor cómo tratar la enfermedad y a que las personas con condiciones de mayor vulnerabilidad son los que toman más cuidados.

Si bien es factible que en México “podamos ver oleadas más fuertes”, pero con lo que se ha aprendido, ya no sería necesario tener medidas de encierro tan drásticas como las que se llegaron a dar en abril y mayo, pues ahora se puede salir con medidas de distanciamiento.

“Entonces, no estamos previendo que se pueda volver a dar una contracción de la economía del calibre de lo que vimos en el segundo trimestre, aún y cuando se pudiera dar un rebrote”, añadió el economista Jefe de BBVA México.

Previó que una vez que aparezca una vacuna, lo cual sería más factible en el primer trimestre de 2021, y empiece a distribuirse entre la población, ya se verá un proceso de recuperación más sostenido a medida que un mayor porcentaje ya esté vacunado.

Señaló que la economía mexicana tocó fondo en el segundo trimestre, al registrar la caída más fuerte en la historia, pero desde entonces “se ve una recuperación en marcha”, como lo denota el dato del Producto Interno Bruto (PIB) oportuno dado a conocer hoy por el Inegi, así como indicadores recientes de consumo.

No obstante, esta recuperación es desigual por sector y regiones, ya que los que han sido más golpeados por políticas de distanciamiento social, como son los servicios turísticos o restaurantes, tienen una recuperación más lenta que todavía están por debajo de lo que estaban antes de la pandemia.

También hay otros sectores que muestran mucho potencial, como alimentos y agropecuarios, así como las manufacturas, que están impulsadas por la recuperación en Estados Unidos, “creemos que el sector exportador se va a convertir en el motor de la recuperación”.

Por su parte, el vicepresidente y director general de BBVA México, Eduardo Osuna, coincidió que, ante diversidad y extensión geográfica del país, la recuperación económica es desigual, lo cual también tiene mucha lógica en función del fuerte impacto de la pandemia y su liga con la movilidad de la gente.

Así, mientras las manufacturas y las exportaciones muestran una recuperación importante, el sector servicios aún no alcanza niveles prepandemia y hay demanda de créditos, pero el entretenimiento y el turismo tiene una recuperación más lenta.

FGR