Empresarios discuten propuesta del Gobierno

Coparmex: Empresas detuvieron inversiones en México ante reforma al outsourcing

La Coparmex asevera que empresas tecnológicas esperan mayor certidumbre en esta materia; Larry Rubin la califica como una propuesta“mataempleos”

coparmex_outsourcing_
José Medina Mora, presidente de la CoparmexFoto: Especial
Por:

La incertidumbre que causa la iniciativa de reforma al outsourcing o subcontratación laboral para su desaparición ya provocó que empresas del sector tecnológico detengan sus inversiones hacia el país en tanto se emite una resolución, alertó José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). 

El empresario mencionó que el principal riesgo de eliminar la subcontratación laboral, como lo pretende el Ejecutivo, es alejar nuevas inversiones y las que ya están en el país busquen otros mercados con más facilidades para operar, hecho que afectaría el mercado laboral mexicano. 

Sabemos ya de empresas en el ramo de la tecnología de la información que han detenido sus inversiones, precisamente hasta no tener claridad de cuál será la respuesta del Congreso en cuanto a cómo quedará esta ley que regula la subcontratación

afirmó el empresario.

Al respecto, Larry Rubin, presidente de la American Society, aseguró que la iniciativa es la peor propuesta que se ha hecho en todo el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, porque “mata” el empleo en un momento crítico ante la pandemia de Covid-19. 

“Definitivamente quitar el outsourcing es la peor idea que ha existido, la peor propuesta que se ha hecho, yo creo que en todo el sexenio. Esta iniciativa que se presentó por parte del Ejecutivo al Legislativo es mataempleos, y eso es verdaderamente preocupante. Van a sufrir por una política pública negativa, adversa y perversa diría yo, porque verdaderamente no se gana nada”, aseveró. 

Argumentó que si las empresas mexicanas y la inversión extranjera aseguran que requieren de esta modalidad que es utilizada en todo el mundo, las autoridades deberían tomar las decisiones correctas, pues en este momento se pierden empleos y no hay un escenario en el corto plazo en que esto se detenga. 

Gráfico

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el año pasado se perdieron 647 mil 710 puestos, lo que es equivalente a una disminución en la tasa anual de 3.2 por ciento. En diciembre la caída en plazas laborales fue de 277 mil 820 puestos de trabajo, una caída de 1.4 por ciento respecto a noviembre.

Se va a abrir una puerta gravísima para la informalidad en un país que necesita la formalidad y competitividad en un momento como el actual, sobre todo en la relación con otros países

dijo.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador expuso como fundamento principal a la pérdida de plazas laborales en diciembre el uso del outsourcing. Por ello, envió al Congreso la iniciativa de Ley para regular el outsourcing, con la intención de desaparecerlo.

“La práctica ilegal, inmoral de despedir a trabajadores y no reconocerles sus prestaciones, sobre todo de fin de año, en este mes de diciembre, el que despidan a trabajadores sin entregarles aguinaldo, sin el reparto de utilidades. Se va a resolver esta situación”, comentó el mandatario. 

Ante la postura de las autoridades, Patricia Terrazas, presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, externó que el Gobierno es el principal contratante de trabajo por medio de outsourcing o de honorarios, esquemas laborales en el que no se contrata directamente al personal.

“Es importante que lo tengamos claro y el Gobierno también: no hay un presupuesto para regularizar a todo ese personal. Mientras no haya una oferta de trabajo tampoco va a haber prestaciones ni salarios dignos. No están dando las condiciones para ello”, afirmó la diputada. 

Gráfico

Si bien se encuentra en la etapa en la que solicita a los grupos parlamentarios que le den sus opiniones para asentarlas en el dictamen de la iniciativa, para avanzar en otros temas previos a la discusión, Patricia Terrazas no descartó que la eliminación del outsourcing sea en fast-track. 

Aunque manifestó su deseo de que se tomen todas las opiniones, subrayó que la mayoría de los integrantes del Congreso de la Unión “las órdenes que obedecen son de Palacio Nacional y no de lo que nosotros representamos”. 

Larry Rubin, por su parte, manifestó que a ciertas personas que hoy están en la política les conviene que desaparezca el outsourcing, porque quieren implementar otras alternativas; pero el golpe será a la inversión extranjera en el peor momento. 

“Es un botín político en favor de unos cuantos. Es una pena que se haya presentado al Legislativo (la reforma) debería haber sido desechada antes de haberse presentado y qué vergüenza que hoy el Legislativo esté discutiendo este tipo de iniciativas que es meterse un balazo en el pie”, concluyó. 

En este sentido, la Coparmex hizo un llamado a mantener dos objetivos dentro de la discusión de la reforma: el respeto a los derechos de los trabajadores, para que tengan todas sus prestaciones; y que en la regulación de la subcontratación se mantenga la figura especializada para mantener la competitividad como país.

  • El dato: En diciembre del año pasado se destruyeron 277 mil 820 puestos de trabajo, una caída de 1.4 por ciento respecto a noviembre, de acuerdo con el IMSS.