Termina gestión

Poco entendimiento del Gobierno maximizó impacto del virus: Coparmex

Gustavo de Hoyos afirma que los efectos de la crisis pudieron ser menores con un mejor trato; después de la Confederación, va a Sí por México

Gustavo de Hoyos
Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex.Foto: Especial
Por:
  • Ana Martínez

La llegada de la pandemia de Covid-19 fue un evento desafortunado que no se le puede atribuir a nadie; sin embargo, el poco entendimiento del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo que los efectos del virus fueran mayores, aseveró Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El empresario, quien termina hoy su gestión al frente de Coparmex, reconoció que este 2020 fue indiscutiblemente atípico por la crisis sanitaria; sin embargo, acusó al Gobierno de una “clara ineptitud y un abandono total” de su responsabilidad de ser el principal agente económico del país. Además, aseguró que el trato que se le dio a la pandemia provocó la muerte de más de 124 mil personas, así como de millones de empleos perdidos.

“Creo que la incapacidad por un lado; y por el otro, la pequeñez del entendimiento del Presidente de la dimensión de la pandemia hizo que la situación, cuyo origen no se le atribuye, maximizara sus efectos dañinos”, comentó.

La incapacidad, por un lado, y por el otro, la pequeñez del entendimiento del Presidente por la pandemia hizo que la situación maximizara sus efectos

Gustavo de Hoyos, Presidente de Coparmex

En una charla con La Razón, De Hoyos Walther sostuvo que con las medidas correctas el impacto pudo ser menor; es decir, registrar la mitad de los fallecidos por Covid-19 que reporta la Secretaría de Salud (Ssa), y al menos 500 mil plazas destruidas en lugar del millón 117 mil 584 empleos perdidos de marzo a julio.

Recordó el mensaje del mandatario federal respecto a que la pandemia “les quedó como anillo al dedo para afianzar el propósito de la transformación”. Calificó esta expresión como “frívola”, pues cuestionó si familiares de las personas fallecidas por esta enfermedad percibirán de la misma forma la emergencia sanitaria.

“Ya la Organización Mundial de la Salud, en términos bastante fuertes, le dijo a México que se tome en serio la crisis de salud pública. Salvo que baje Dios y se lo diga al Presidente, pues para arriba ya no hay más. Es la OMS, no la Coparmex. Todavía tenemos absurdos tales como el uso del cubrebocas. Al final de cuentas, este realismo mágico destructor tiene como origen un individuo: el Presidente”.

Indicó que en el sector empresarial hay tres principales preocupaciones: primero, cómo evoluciona el país en términos macroeconómicos; cómo se comporta el tema sanitario en el país y entre los trabajadores; y el tercero cómo las empresas, de forma independiente, logran subsistir ante esta situación.

De lado del empresariado también hizo una autocrítica. Aseguró que la pandemia los encontró mal preparados; sin embargo, esto les dejó un aprendizaje para prepararse para emergencias futuras, sea una pandemia, la revolución tecnológica o un competidor internacional.

“Tenemos que estar mejor preparados para que nuestros colaboradores puedan trabajar de forma segura. Un mayor enfoque de innovación. Así como el Gobierno debió haber cuidado mejor la salud pública, nosotros tuvimos que estar mejor preparados para transformar a nuestras empresas”, dijo.

A modo de resumen, destacó a dos actores importantes en el país en medio de la crisis por Covid: los trabajadores de la salud que están en el primer frente de batalla y los patrones de las microempresas “que aguantaron todo lo que pudieron en el peor escenario que es tener gastos, pero no ingresos”.

SÍ POR MÉXICO. Tras el término de su gestión al frente de la Coparmex, De Hoyos afirmó que dedicará su tiempo a construir una nueva mayoría en 2021 con el fin de revocar el mandato de López Obrador; a través de Sí por México. “Estoy convencido de que a lo que debo dedicar mi tiempo es a construir un rebalance del poder público del país...”, dijo.