Que no te invada el estrés financiero en este Blue Monday

Que no te invada el estrés financiero en este Blue Monday
Por:

Se dice que el tercer lunes de enero es el Blue Monday o también conocido como el día más triste del año.

Aunque esta teoría ha sido refutada por expertos que cuestionan el rigor científico y metodológico de dicha afirmación, es una realidad que el mes de enero puede ser un detonante para el estrés y el agobio que surge después del periodo de fiestas navideñas y los gastos extraordinarios que se realizaron durante este periodo.

Según la encuesta anual Global Investor Pulse Survey, 48 por ciento de los participantes declararon que el dinero es la causa de estrés número uno, por encima de la salud, la familia y el trabajo, dio a conocer Grupo Financiero Citibanamex.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) define al estrés financiero como la angustia de no poder llegar con dinero a fin de quincena o del mes; problemas de sobreendeudamiento; la incapacidad de ahorrar y la obligación de recortar gastos.

Un buen manejo de los recursos y de nuestro dinero puede darnos estabilidad y tranquilidad a nivel financiero e incluso emocional. A continuación, te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a mejorar en estos aspectos:

Conócete a nivel personal, algo que resulta fundamental para explotar nuestro máximo potencial es saber cuáles son nuestras fortalezas para aprovecharlas al máximo. De igual manera, identificar nuestras áreas de oportunidad nos permitirá trabajar en ellas y mejorar en aspectos importantes para nosotros mismos, entre más sepamos de nosotros podremos aprovechar oportunidades y a emprender nuevos retos.

Mantén el control de tus finanzas personales, asegúrate de saber con exactitud el total de tus ingresos, gastos y anotarlos periódicamente, este ejercicio te ayudará a identificar tus gastos innecesarios y saber en dónde puedes generar ahorros.

Haz del ahorro un hábito, destina periódicamente un porcentaje de tu ingreso como si fuera un “gasto fijo” y mantén ese hábito. En el futuro ese recurso te servirá para solventar alguna emergencia, destinarlo a una inversión o adquirir un bien que necesites. Procura evitar el ahorro debajo del colchón, hoy en día hay una gran cantidad de opciones que te permiten ahorrar en una institución financiera formal de una manera prácticamente gratuita, incluso puedes hacer de tu número celular tu cuenta bancaria.

Benefíciate del crédito, una tarjeta de crédito es una excelente herramienta para administrar tu dinero siempre y cuando sea manejada con responsabilidad. Probablemente el beneficio más importante de este producto es la posibilidad de generar un historial crediticio, el cual brinda antecedentes crediticios a una persona, que entre mejores sean, más posibilidades habrá de obtener créditos de mayor monto para adquirir un coche o una casa, por ejemplo.

¿Estás sobreendeudado? Si este es tu caso, realiza un análisis de las obligaciones crediticias que tienes y priorízalas, procura liquidar en primer lugar la deuda que sea más costosa. Si la situación es insostenible, puedes acercarte personalmente a tu institución financiera y negociar un plan de pagos flexible para ti y para quien te otorgó el crédito.

Si bien pareciera complicado llegar a un equilibrio en materia de finanzas personales, la disciplina y la constancia son claves para alcanzarlo. Entre más control tengamos sobre nuestros recursos y nuestro dinero habrá menos probabilidades que estos se conviertan en un dolor de cabeza.

lps