Debido a falta de un sólido apoyo fiscal, dice

FMI: Hasta el 2023 México se recuperará del golpe de COVID-19

Aún no hay solicitud del país para usar línea de crédito flexible, pero es el momento más apropiado, opina Werner; inflación llegará hasta 6% en abril, estiman ejecutivos de finanzas

Dinero
El Fondo Monetario Internacional dio su previsión sobre la economía de México.Foto de archivo.
Por:
  • Ivonne Martínez

México no alcanzará el nivel de Producto Interno Bruto (PIB) previo a la pandemia de COVID-19 antes de 2023, pese al impacto positivo generado por el amplio programa de política fiscal de Estados Unidos, estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, dijo que la economía mexicana tardará en regresar a los niveles previos a la pandemia debido a que en el país no hay un sólido apoyo fiscal y se anticipa que continúe la debilidad de la inversión.

Comentó que si bien la recuperación económica en México será relativamente rápida, de una desplomen de 8.2 por ciento en 2020 a un crecimiento de 5.0 por ciento este año y de 3.0 por ciento en 2022, los trabajadores que han recuperado el empleo han sufrido pérdidas de ingresos superiores a las de quienes permanecieron empleados durante la crisis.

Gráfico

Pronóstico del FMI para América Latina

Para América Latina, Werner refirió que la contracción de 7 por ciento experimentada por la región en 2020 fue la más pronunciada del mundo, superando con creces la desaceleración mundial, que fue de 3,3 por ciento.

Se prevé que en 2021 el crecimiento se sitúe en 4.6 por ciento, por debajo del 5.8 por ciento estimado para los mercados emergentes, excepto China, añadió el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

A la fecha no hemos tenido un diálogo al respecto ni la solicitud ni la inquietud de utilizar los recursos de la Línea
de Crédito Flexible por parte de las autoridades de México

Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI

El ingreso per cápita no retornará al nivel de antes de la pandemia hasta 2024, lo cual provocará pérdidas acumuladas del 30 por ciento respecto a la tendencia prepandémica.

Por su parte, el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Ángel García-Lascurain, afirmó que no existen condiciones para un crecimiento superior al 4.5 por ciento en México estimado por el organismo, tras su revisión al alza desde 4.0 por ciento.

Durante la conferencia mensual del organismo, apuntó que los factores que podrían impactar el crecimiento de la economía de México son la velocidad en la aplicación de la vacuna, el ambiente general respecto a la inversión privada, así como las elecciones de junio próximo, entre otros.

Cabe recordar que a finales de marzo, la Secretaría de Hacienda elevó su pronóstico de crecimiento para este año de 4.6 a 5.3 por ciento, ante el avance de la estrategia de vacunación y el dinamismo económico mundial, lo que impulsará al mercado interno.

Por otra parte, Werner precisó que México no ha solicitado hasta ahora al FMI hacer uso de los recursos de la Línea de Crédito Flexible (LCF) que tiene con este organismo financiero internacional por alrededor de 61 mil millones de dólares, pero opinó que no hay mejor momento para utilizarla que una pandemia y el desplome de una economía.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI comentó que el secretario de Hacienda de México, Arturo Herrera, ha hecho declaraciones respecto a que la LCF es un tema que se ha explorado y continúa considerándose.

“A la fecha no hemos tenido un diálogo al respecto ni la solicitud ni la inquietud de utilizar los recursos de la Línea de Crédito Flexible por parte de las autoridades de México”, aclaró durante la presentación en línea de las perspectivas económicas para América Latina y el Caribe.

No obstante, comentó que Colombia ha utilizado un tercio de su LCF con el FMI para financiar el incremento en el déficit en 2020, lo que calificó como un buen uso preventivo.

“Si tienen estos mecanismos contingentes, parece que no hay momento más apropiado que una pandemia y la caída del PIB mundial más grande que hemos visto en muchas décadas, al hacerlo no generó ningún efecto negativo en los mercados”, opinó Werner.

Por otra parte, el presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Gabriel Casillas, estimó probable que la inflación se ubique en abril cerca de 6 por ciento anual, debido al efecto combinado de una baja base de comparación en 2020 y más las presiones inflacionarias en las materias primas, en particular de los energéticos.

“Hacia el final del año sí va a bajar, se va a ver como joroba, pero no va a ser una joroba que regrese a donde estaba, sino una joroba que sube mucho y baja no tanto, entonces hacia el final del año estemos más cerca de 4.5 por ciento”, acotó.

  • El dato: La Línea de Crédito Flexible del FMI es un financiamiento que algún país puede firmar por uno o dos años, a la cual tienen acceso naciones que cumplen con ciertos criterios.

fgr