Miércoles 23.09.2020 - 04:37

Impacta a pequeños comercios

Quieren cargar culpa a alimentos procesados por muertes de Covid: CCE

Carlos Salazar asegura que meter regulaciones para frenar venta es responsabilizarlos de decesos por pandemia; cadena de suministro de estos productos aporta 15% del PIB.

Carlos Salazar Lomelín, nuevo líder del Consejo Coordinador Empresarial
Carlos Salazar Lomelín solicitó a los integrantes del CONAMM para que sean una línea de defensa a estas regulaciones,
Por:

Bajo las condiciones actuales que enfrenta el país por la crisis económica y sanitaria derivada del COVID-19, es increíble que se traten de impulsar regulaciones a la venta de alimentos, las cuales tienen un sólo objetivo: culpar a alguien de la cantidad de muertos que estamos teniendo con la pandemia, aseveró Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Durante la firma del convenio con la Conferencia Nacional de Municipios de México (CONAMM), el líder empresarial comentó que con la iniciativa de prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico a menores de edad, que ya fue aprobada en Oaxaca y Tabasco, se afecta a toda la cadena de proveeduría de este sector, que aporta 15 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) del país.

“Es increíble que en un momento como el que vive el país se trate de meter regulaciones a la venta de alimentos en cada uno de los pequeños comercios, con un solo objetivo: culpar a alguien de la cantidad de muertos que estamos teniendo con la pandemia. Definitivamente la culpa no la tienen los productores de alimentos procesados, no lo tienen los hábitos de consumo de los mexicanos, no la tenemos nadie”, sostuvo el empresario.

Salazar Lomelín solicitó a los integrantes del CONAMM para que sean una línea de defensa a estas regulaciones, que consideró “totalmente equivocadas” y que no son más que “varas mágicas que creen que con esa situación arreglan algo y lo único que dejan es un impacto todavía más equivocado y terrible sobre la situación económica que estamos viviendo”.

Por otro lado, el CCE indicó a los alcaldes que tienen una importante área de oportunidad en el cobro del impuesto predial, que actualmente sólo representa 0.2 por ciento del Producto Interno Bruto; mientras que en América Latina equivale a 0.6 del PIB.

Carlos Salazar Lomelín afirmó que en México este impuesto se cobra poco y muy pocos municipios lo logran recaudar, pues 10 localidades representan 70 por ciento del total “Tienen una oportunidad enorme para incrementar los recursos propios en un momento como el actual”, dijo.

Sin embargo, aclaró que no busca incitar a elevar los impuestos. “Esperemos que a nadie se le ocurra la peregrina idea y vengan tratando de aumentar todavía más las dificultades del empresario y, al final, las dificultades de nuestras comunidades”, concluyó. 

JVR