Prevén recuperación lenta y prolongada

Pérdida de empleo en México pegará a crecimiento e ingresos: Moody´s

La recuperación de puestos de trabajo será lenta y prolongada; la crisis por COVID-19 se combinó con una disminución de plazas formales desde 2018

Trabajadores
(Archivo) Trabajadores de la construcción, de oficios y comerciantes.Foto: Cuartoscuro
Por:

La considerable pérdida de empleos en México a causa de la pandemia de COVID-19 afectará severamente el crecimiento económico del país, la productividad y el ingreso por hogar, especialmente al considerar la fuerza laboral del país ya de por sí pequeña y la tendencia de disminución de empleos que inició desde 2018, estimó Moody's Investors Service.

En un reporte, la calificadora internacional señaló que aunque cifras del gobierno a julio apuntan a una incipiente reactivación del empleo, la recuperación será lenta y prolongada debido a que la crisis provocada por la pandemia se combinó con una disminución de puestos de trabajo formales que viene desde el segundo semestre de 2018.

La pérdida de empleos formales será más evidente en manufactura y turismo y esto afectará la demanda de otros sectores más dependientes del consumo como lo son el de vivienda y bienes duraderos

Gersan Zurita, analista de Moody's y coautor del reporte

Mientras que el reinicio de labores y la recuperación económica de Estados Unidos beneficiarán al sector manufacturero, no es factible que el sector de turismo se recupere hasta que exista una vacuna o tratamiento efectivo para el virus que se encuentre ampliamente disponible

Gersan Zurita, analista de Moody's y coautor del reporte

Refirió que la pérdida de empleos contribuye a la menor recaudación de ingresos propios de los estados mexicanos en este año, estimada entre 1 y 14 por ciento, pero esta baja será manejable considerando que las transferencias federales representan el grueso de sus ingresos.

Moody’s apuntó que la contracción del empleo formal expone las carteras de crédito al consumo de los bancos a un mayor deterioro de la calidad de activos, provocando que éstos disminuyan su apetito de riesgo por estos créditos de mayor rendimiento, aun a expensas de la disminución de su rentabilidad.

En lo que toca a compañías financieras, algunas con créditos de nómina o con colateral y otros tipos de garantías podrán mitigar los efectos negativos, abundó la agencia evaluadora.

oat