Economía mexicana

Jonathan Heath prevé que crisis de COVID-19 acabe en el segundo trimestre de 2022

Jonathan Heath, subgobernador de Banco de México, proyectó que será en el segundo trimestre de 2022 cuando se pueda salir de la crisis de COVID-19

Dinero
Jonathan Heath también consideró que el crecimiento económico esperado para 2022 de 3.0 por ciento podría quedar corto y ubicarse más cerca del 4.0 por cientoFoto: Archivo.
Por:
  • Ana Martínez

El subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, proyectó que será en el segundo semestre de 2022 cuando se pueda salir de la crisis de COVID-19.

Durante su participación en el Foro Nacional de la Industria Química 2021, Jonathan Heath apuntó que el escenario está atado al desempeño de las exportaciones, en las que las automotrices se han estancado e incluso caído; pero también al avance de la misma pandemia de COVID-19.

En este sentido, dijo que hubo una reducción en los contagios en la tercera ola de virus, por el progreso en la campaña de vacunación, que si bien no van a limitar las infecciones sí van a disminuir el daño. Expuso que si hubiera una cuarta ola, estaría más contenida que la que se observó a mitad de 2021.

“Y esto significa que, de una forma u otra, hacia adelante y definitivamente es uno de los supuestos básicos de este crecimiento, es que deberíamos estar saliendo por fin de la crisis pandémica y ya hacia el segundo trimestre del año entrante posiblemente se podría declarar fin de la pandemia".

Jonathan Heath

De ser así, Jonathan Heath consideró que el crecimiento económico esperado para 2022 de 3.0 por ciento pudiera quedar corto y ubicarse más cerca del 4.0 por ciento. Así, la crisis tardaría cerca de 10 trimestres en lograr niveles máximos de 2018, para finales del próximo año.

No obstante, el subgobernador calificó de “mediocre” que este año la tasa de crecimiento de la economía que se espera sea de 6.1 por ciento, pues señaló que debió colocarse por arriba de 8.5 por ciento, que fue la caída del PIB del 2020.

Sin embargo, reconoció que este lento avance es porque siguen las repercusiones de la pandemia de COVID-19, como restricciones y choques de oferta.

Hasta julio pasado, mostró que el crecimiento de “efecto rebote” permitió que la economía creciera por arriba de 5.9 por ciento, “ahí nos vamos a estancar y habrá cero tasa de crecimiento en los últimos cinco meses del año. Lo más probable es que sí veamos un crecimiento menor en los últimos meses. Con cualquier crecimiento marginal que sea nos va a situar por arriba de 6.0 por ciento”, expresó. 

EASZ