Reforma fiscal del SAT

Reforma fiscal despreocupa a bancos; "vamos a cumplir nuestras obligaciones"

Aunque aún no se conocen los parámetros de las modificaciones fiscales de forma clara, los bancos son una de las industrias más reguladas, argumentan

WhatsApp Image 2021-06-16 at 3.49.01 PM
Daniel Becker, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM)Foto: Especial
Por:
  • Ana Martínez

La próxima reforma fiscal que prepara el Servicio de Administración Tributaria (SAT) no representa alguna preocupación para el sector bancario mexicano, ya que cumplen en su totalidad con sus obligaciones con el fisco, afirmó Daniel Becker, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

En videoconferencia de prensa, el líder del gremio banquero del país apuntó que la reforma estará enfocada a los grandes contribuyentes, como lo es la banca al ser un actor importante en esta materia.

Recalcó que, aunque aún no se conocen los parámetros de las modificaciones fiscales de forma clara, los bancos son una de las industrias más reguladas.

Las responsabilidades fiscales que tiene la banca ya están ahí. Creo que estamos prácticamente todos en un rango de Impuesto Sobre la Renta (ISR). No nos preocupa y no es que estemos dispuestos a pagar más o menos, simplemente es la Ley y nos vamos a ocupar de continuar cumpliendo con nuestras obligaciones fiscales

afirmó.

El lunes pasado, Raquel Buenrostro Sánchez, jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), informó que presentará una iniciativa de reforma fiscal en septiembre próximo, junto con su propuesta de paquete económico 2022, con la cual prevé recaudar en el primer año al menos 200 mil millones de pesos. 

BANCA, EN RECUPERACIÓN

presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), consideró que este sector ya pasó el punto de inflexión, pues detectaron que al cuarto mes de 2021 las carteras de crédito reflejan un comportamiento positivo, como el financiamiento al sector privado, que creció 0.1 por ciento anual. 

Dijo que si bien no son niveles prepandemia, sí muestran un avance.

El crédito al sector privado estuvo impulsado impulsado por los financiamientos hipotecarios, con una variación mensual de 0.6 por ciento y el crédito al consumo, que pasó de -2.4 por ciento en abril del año pasado, a -0.2 por ciento en el mismo mes de 2021.

“Evidentemente todavía no son suficientes como para poder decir que ya se está superado (la crisis por la pandemia), pero sí habla de elementos claros de recuperación, que no solo obedece a la labor que hace la banca todos los días en el otorgamiento de crédito, sino al crecimiento económico en general”, expresó el líder banquero.

Agregó que los consumidores comienzan a incrementar su gasto y disminuir su ahorro, contrario al año pasado en el que prefirieron administrar sus recursos para mantener liquidez ante la incertidumbre. Muestra de ello fue el “Hot Sale 2021”, que provocó que la facturación promedio diaria de tarjetas incrementará en 39 por ciento.